domingo, 31 de marzo de 2013

Todos los días son apropiados para crear o reconstruir el destino



Hola familia,

Pese a que no hemos tenido reunión en CEADS esta semana, comparto las meditaciones en las que he estado envuelta en estos días marcados en el calendario para rememorar el paso de Jesús por la carne. Nos solemos decir en estos días, ¡felices pascuas!, pero, ¿con qué frecuencia permitimos que esta ocasión inunde nuestro espíritu sediento de luz por la renovación necesaria para nuestro propio bien?
Al dar testimonio de la supervivencia del espíritu a la materia física ante sus apóstoles, quiso el divino enviado que la humanidad conociera su inmortalidad. Falta que vivamos en armonía con este
principio que muchos ya no ignoramos. Esta semana he estado leyendo Sexo y Destino, psicografiado por nuestro Chico y dictado por André Luiz. En este relato tan emocionante como esclarecedor, el elevado espíritu al que conocemos como Hermano Félix, dice:

“Todos los días son apropiados para crear o reconstruir el destino, pues somos conciencias responsables”

Hermano Félix conduce los trabajos realizados en “Almas Hermanas”, un hospital-escuela erigido para prestar socorro a los hermanos necesitados de reeducación sexual. Nos cuenta André Luiz que sus estudiantes provienen de asentamientos de características similares a las del purgatorio, que gracias a la purificación de las angustias expiatorias, se han despojado de los residuos característicos de los vicios y de las pasiones cultivados en la carne. En Almas Hermanas el sexo es tema principal, merecedor de la máxima atención. El amigo espiritual admite sentirse emocionado al observar la veneración con que se rendía homenaje al sexo en las diversas facultades de enseñanza, mediante una investigación esmerada de cada una de las cátedras. Entre las materias estudiadas, enumera: sexo y amor, sexo y matrimonio; sexo y maternidad; sexo y estímulo; sexo y medicina; sexo y evolución; sexo y equilibrio; sexo y penalización, además de otras ramas. 

“Entre los espíritus desencarnados, a partir de una mediana evolución, el sexo se ubica en la categoría de atributo divino de la individualidad humana, lo que también ocurre con la inteligencia, el sentimiento, la razón y otras facultades”.

Así que la actividad sexual del espíritu encarando, tanto como el empleo que hace de la inteligencia, le acerca o le aleja del cultivo de los talentos que le han sido confiados como tesoro divino para su propia evolución. Y no sólo el acto sexual, sino toda clase de unión afectiva debe considerarse de esta forma. La dependencia psicológica que algunas veces experimentamos por el “amor” no correspondido o los juegos de seducción que realizamos desde la irresponsabilidad denotan desequilibrios que necesitamos afrontar con energía: en realidad son vicios emocionales que nos encadenan a las zonas inferiores del ego tanto como el tabaco o el alcohol. 

Tal vez os interese saber que Almas Hermanas tiene zonas residenciales, además de los edificios dedicados a la administración, la enseñanza, el mantenimiento y la hospitalización temporaria. En ellas se instalan familias enteras, parejas, espíritus que se complementan afectivamente y comunidades de estudiosos que visitan, o bien reciben amigos de otras organizaciones y de otras zonas, en viajes edificantes o recreativos, o incluso participando en proyectos artísticos y asistenciales, al mismo tiempo que atienden a sus obligaciones cotidianas.

En esta institución, André Luiz realiza observaciones que le permiten comprender que cuanto más se eleva la criatura, más se convence de que el empleo del sexo demanda discernimiento en relación con las responsabilidades que acarrea. Todas las uniones sexuales generan sistemas de compensación vibratoria. Los desarreglos sexuales que lesionan las conciencias requieren reparación, tanto como los abusos del razonamiento.

Los que leemos sus palabras pedimos a la espiritualidad superior que nos enseñe a tener espíritus permeables a estas informaciones. Con los deseos de que toda la humanidad pueda conocer la potencia divina del acto sexual, aprovecho la ocasión para desear la renovación de los sentimientos en la Tierra. Como dice el Hermano Félix, “Todos los días son apropiados para crear o reconstruir el destino, pues somos conciencias responsables”. Hoy es un día maravilloso para la superación de nuestras imperfecciones. Y en este espíritu os deseo a todos, ¡felices pascuas!

Cariños de la hermana menor

martes, 26 de marzo de 2013

El sepulcro está vacío, pero todo va bien.


Hola familia,

El sábado 31/03 es festivo en CEADS y por tanto no haremos reunión.

En la Doctrina Espírita no hay ningún calendario de celebraciones, ni tampoco un listado de sucesos especiales para conmemorar, pero aprovecho la ocasión de semana santa para compartir una experiencia.

Conocí un grupo en Brasil que se reúne para el estudio del espiritismo una vez a la semana, hace cosa de un año. Cada componente del grupo se encarga de preparar una pequeña clase del libro que está leyendo y luego la expone delante de los demás compañeros. Me llamó la atención que una niña de 12 años también diera su clase, pero el contenido de su exposición me quedó grabado en la memoria. La niña estudiaba un libro sobre el evangelio de Jesús y más o menos nos explicó lo siguiente…
La mañana que los apóstoles encontraron el sepulcro de Jesús abierto fueron presa de
gran turbación. Ya no era bastante que el reino de los cielos no hubiese bajado a la tierra; no era suficiente con que el mesías hubiese sido crucificado entre ladrones; no había sido el colmo todo el temor por sus propias vidas, la vergüenza por abandonar a su amado Maestro, la desorientación que provocaba haber entrado triunfalmente en Jerusalén para luego ver a Jesús torturado y crucificado… Todo había salido mal, pero no había acabado. Encima, como si todo lo anterior no fuera suficiente… El sepulcro estaba vacío y no sabían quién se lo había llevado o adónde. Sin fe el sepulcro vacio es un signo más de derrota e impotencia en una cadena de fracaso y desilusión… Con fe  el sepulcro vacio nos convoca a confiar en que todo va bien, porque participamos en un plan mayor que nosotros mismos, cuyos detalles y desenlace se nos escapan de momento, pero nada sucede que no sea parte del plan de Dios para la humanidad, en su conjunto, y la criatura, en particular.
Desde que escuché a esta niña, cada vez que paso por una situación difícil o soy testigo de algo que parece como que no debiera suceder, intento mantener la serenidad. Como si de un mantra se tratara, repito mentalmente “el sepulcro está vacío, pero todo va bien”. Todo va perfectamente, pese a que no siempre salga como a mí me gustaría o como yo lo hubiese ordenado. La doctrina espírita nos enseña que hay causas en el pasado espiritual de cada uno de nosotros, de los colectivos en los que participamos y de los pueblos que explican perfectamente todas y cada una de las situaciones que vivimos. De momento, no las conocemos – ¡gracias a Dios! -, pero podemos, sí, estar seguros de que todo va bien, todo marcha bien y en conformidad al plan de Dios para el progreso de todos los seres.


Mientras escribo pienso en algo que he leído hace poco: “La fe es la participación en la vida de Dios, es la experiencia de la vida de Dios en nosotros, que permite ver a nosotros mismos, y a la realidad que nos rodea, como si lo hiciéramos con los ojos de Dios”. Su autor, Tadeusz Dajczer, en Meditaciones sobre la fe, nos habla de cómo esta virtud nos hace comprender la acción de Dios en todo y comprender que lo que conocemos solamente de una manera humana y profana nos es la totalidad de la realidad, sino que apenas es una visión de su aspecto externo, la captación de las causas secundarias, a través de las cuáles se expresa la causa primera.

No sé vosotros, pero no me canso de darle vueltas a esto: tener fe es pensar como Dios. En el espiritismo abrazamos una fe razonada, anti-dogmática, que busca el porqué de las cosas.  Para Tadeusz Dajczer, la fe es una especie de razón sobrenatural asentada sobre las aptitudes naturales del alma. En todo caso, hace falta pensar como Dios para afrontar ciertas situaciones de nuestra vida con un mínimo de serenidad. Contemplar el sepulcro vacío sin turbación no es algo que uno pueda hacer sin conocer su esencia divina. Por esto hay tanta desesperación en el mundo, por esto tanta ansiedad, tanta angustia… La humanidad aún ignora en gran medida su naturaleza divina. Todavía cuesta mucho penetrar el pensamiento de Dios. Pero para enseñárnoslo están las niñas de 12 años, la doctrina espírita y también las agruras de la vida. Jesús vive, la muerte es un fenómeno biológico. Somos seres espirituales viviendo una experiencia física.

Que podamos contemplar el sepulcro nuestro de cada día diciendo: el sepulcro está vacío, pero todo va bien.

Cariños de la hermana menor

domingo, 24 de marzo de 2013

Asamblea ordinaria 2013



Hola familia,

Ayer en lugar de tener nuestra habitual reunión de estudios de la Doctrina Espírita, hicimos la Asamblea ordinaria 2013 de los socios de CEADS. Si recordáis la última asamblea, teníamos que tomar la difícil decisión de cambiar de local, lo cual exigía un gran esfuerzo económico de los socios de CEADS. En la asamblea de ayer se hizo la presentación de la información económica y de la gestión relativa al ejercicio 2012, se propuso y se aprobó la nueva Junta, se expuso a examen de la asamblea las decisiones más significativas tomadas por la Junta en el 2012 y finalmente los responsables de los diferentes departamentos de CEADS hicieron una breve exposición de las actividades desarrolladas.

Con anterioridad a la asamblea, se había enviado a los socios los estatutos de la asociación, nuestra normativa interna, las cuentas del ejercicio 2012 y el procedimiento para la presentación de candidaturas a la junta de CEADS. Os resumo a continuación los puntos más importantes del trascurso de esta importante reunión:
  • Respecto a las cuentas, nos vamos manteniendo a flote gracias a la familia CEADS, la espiritualidad amiga y donaciones puntuales que completan las necesidades del centro. En realidad, no ingresamos mensualmente lo que necesitamos para cubrir todos los gastos del alquiler, agua, luz y materiales. Necesitamos más socios y generar alternativas de ingresos, pero con serenidad y sobretodo sin desviarnos de la orientación doctrinaria que nos ha caracterizado como grupo y nos seguirá guiando en todas las decisiones que tomemos. 
  • La nueva junta de CEADS, aprobada para el ejercicio 2013-2014, está compuesta por los siguientes compañeros: 
    •  Presidente: Alfredo 
    • Vicepresidente: Patricia 
    • Tesorera: Dolors 
    • Secretaria: Janain 
    • Vocales: Marcello, Arnaldo y Andrea 
    • Consejo Doctrinario: Anna, Regina y Patricia


Los responsables de cada uno de los departamentos pasaron a hacer una breve exposición de las actividades realizadas:

  • Arnaldo presentó las actividades del departamento de administración, explicando la distribución de las tareas de limpieza y mantenimiento del local, logística, la compra de libros, el catering y el mercado solidario.
  • Andrea presentó el departamento de divulgación, comentando las actividades de la revista Visión Espírita, del Blog, en Face Book y en nuestra página web. Andrea nos contó que desde su creación en el 2008, el blog ha tenido casi 60 mil visitantes y más de 89 mil páginas vistas. “El aborto en la clase de los jóvenes” ha sido la página más visitada, con 6.034 visitas. Nuestros lectores están principalmente en España, México, Colombia, Estados Unidos y Perú.
  • Janaina presentó las actividades del departamento de asistencia social, hablando del equipo de la cesta básica y de las visitas semanales al Cottolengo del PadreAlegre.
  • No faltó una palabra de amor y saudade por nuestra queridísima Vera, responsable del departamento de estudios doctrinarios. Patricia lo presentó en su lugar, exponiendo los cursos que se realizan actualmente y comentando que otro curso de educación mediúmnica posiblemente se inicie a finales de 2013, principios de 2014.
  • Anna presentó las actividades del departamento de asistencia espiritual, explicando las tareas de fluidoterapia, irradiaciones y atención fraterna realizadas por este equipo.

Para finalizar, debatimos algunas cuestiones prácticas, la secretaria de la asamblea, Dolors, leyó el acta de la reunión, la aprobamos por unanimidad y terminamos en encuentro con una oración de agradecimiento por todo lo que hemos podido vivir en la familia CEADS y pidiendo la protección de la espiritualidad amiga para que podamos seguir creciendo y madurando como grupo.

Por encima de los egoísmos, del individualismo, de las imperfecciones y limitaciones de sus miembros, CEADS es un foco de luz, escuela del alma y hospital de espíritus. Cuidemos entre todos para que siga así, poniendo nuestros mejores esfuerzos en la superación de las zonas de ignorancia que aun nos caracterizan, para que seamos dignos de las tareas que nuestro Maestro Mayor nos confía a través de sus emisarios de paz y amor.

Cariños a toda la familia CEADS

domingo, 17 de marzo de 2013

Ciencia vs Religión, ¿En qué punto se encuentran?

Buenas noches,
Ayer en CEADS pudimos disfrutar de la Conferencia Religión vs Ciencia, impartida por nuestro compañero Andrea Firenze, y, como cada domingo, os postamos el resumen  A los más valientes también colgaremos un video sobre el Bing Bang, como estudio complementario.
El resumen fue redactado por el colaborador Silver Chiquero y esperamos que os guste.
Os deseo una semana de mucha luz,
Andrea Campos


Los primeros pensadores, filósofos y científicos, empezaron por plantearse las preguntas más básicas. ¿De dónde vengo? ¿Hacia dónde voy? Y ¿Cuál es el motivo de mi existencia? Si vamos atrás en la historia, quienes ejercían la religión eran los únicos que tenían la oportunidad de estudiar y fueron los primeros en buscar respuesta a estas preguntas. Hoy en día Ciencia y Religión parecen no tener muchos puntos de común.
Pensemos en las primeras referencias básicas de cada disciplina. Tomando las bases del Antiguo Testamento se cita “y se hizo la luz” y “en seis días creó el Sol y los planetas”, tomando las bases de la Ciencia se dice “todo lo que somos es consecuencia, hace 14.000 millones de años, de una explosión cuyos efectos aún continúan, fue gracias al Big Bang”. Ahora sabemos gracias al espiritismo que por días bíblicos se refiere a períodos o etapas en la formación del Universo, pero aún así hoy es difícil creer a la religión pues la ciencia parece ser más lógica. La Ciencia plantea hipótesis, realiza experimentos de comprobación y saca las conclusiones para desmentir o confirmar esa hipótesis y convertirla en ley científica.
Hemos asistido a un corte de diez minutos sobre un vídeo presentado por Stephen Hawking, sobre la explicación del origen del Universo desde el Big Bang hasta nuestros días, comentada por varios científicos de varias materias. El Big Bang definió todo nuestro Universo y lo que hay en él, pero se mantienen sin respuesta, como si fuera el Santo Grial de la física, las preguntas originales. ¿Qué fue lo que explotó? ¿Por qué explotó? ¿Qué había antes del Big Bang?

El Sistema Solar

Los científicos no están tan seguros que nuestro Universo no sea el único, que pueden existir otros Universos como un conjunto de ellos conocido como la teoría de los Multiuniversos, pero sólo tienen la certeza sobre éste y entenderlo en su inmensidad ya es bastante complicado.
Partiendo  de la idea de un universo estático y eterno, en 1920 Hubble descubrió que las galaxias no permanecen quietas en un lugar del espacio, sino que se mueven, que se expanden, alejándose unas de otras a velocidades increíbles para nuestra razón. Sabemos que cuanto más alejadas se encuentran unas de otras, más velozmente se alejan entre ellas. Se calcula que la proporción de alejamiento entre ellas se multiplica con la distancia que las separa. Esto demuestra la teoría de la expansión del Universo conocido.
Por tanto ¿qué había antes del Big Bang? ¿Podría haber salido todo de la nada? El origen, los inicios de la gran explosión se produjeron sumando tres parámetros de una violencia infinitas que son la presión, la temperatura y la violencia extremas, causas de la creación del Universo. A partir de ese momento comenzó a conformarse tanto el espacio como el tiempo.
A las preguntas ¿Qué había antes? ¿Quién lo ha creado? ¿Cómo se ha creado? ¿Tendrá un fin? la Ciencia, a pesar de sus leyes físicas contrastadas, no las puede responder. La Doctrina Espírita, sin embargo,  establece un puente de unión, pues comprende la parte física y moral, religiosa y científica y unifica estos conceptos que permiten aclarar, arrojando luz sobre, estas dudas.
Con los conocimientos científicos anteriores se pensaba que el átomo, llamado así porque en griego significa “lo que es indivisible”, no se podía dividir o estar constituido por otras partículas más diminutas, pero hoy en día se sabe que está compuesto de 200 tipos diferentes de partículas subatómicas. Para comprobar esta teoría se han construido los aceleradores de partículas, como el del CERN, construido como un túnel magnético en forma de donut con 30 kilómetros de recorrido. En él se introducen partículas atómicas y se las va acelerando magnéticamente hasta velocidades cercanas a las de la luz. En un momento dado se las hace chocar entre ellas resultando partículas muy diminutas que demuestran que los átomos están constituidos por otras partículas mucho más pequeñas. Así pues el átomo sí es divisible.

imagen: CERN en Suiza

Haciendo un viaje desde el átomo hacia su interior, hasta llegar a lo que se llama la “partícula elemental”, también llamada desde las predicciones de los científicos en los años veinte, el “bosón de Higgs”. Ahora sabemos que esta partícula surge de la división constante de la materia hasta su última constitución básica. Según la Doctrina Espírita esta “partícula elemental” se llama el “fluido cósmico universal” y según los grandes espíritus se llama el “Alto Divino”. Está presente en todos los sitios y rincones de todo el espacio. Einstein, siendo algo que no podía comprender exactamente, lo llamaba Éter. Esta partícula es la base constituyente de la formación de todo lo que conocemos. No se puede saber de qué está hecha, pero representa un pequeño ladrillo, siendo la base para nuestra evolución espiritual en la materia porque sin ella no podríamos superar las pruebas evolutivas en la carne.
Entonces, en respuesta a la pregunta, ¿Qué había antes? pero desde la Doctrina Espírita decimos que sí y que antes, durante y siempre, ha existido y existirá el “fluido universal”. El espiritismo tiene sus bases en el magnetismo, el pensamiento y la vibración. Por los colisionadores, sabemos que el magnetismo junta y une la materia. Hemos visto en qué caprichosa forma un pequeño imán atrae y ordena la materia. Sabemos también que nuestro pensamiento genera vibraciones.  Si podemos imaginar una capacidad magnética infinitamente superior a la de un imán, esa que podemos generar con las vibraciones de nuestro pensamiento, transmitimos esas vibraciones al entorno material similar a como se produce con las ondas de radio cruzando el espacio, llegando éstas a otro lugar afectándolo también.
Las vibraciones de cada espíritu pueden estar más o menos armonizadas y por lo tanto ser quizá el motivo de nuestras afecciones físicas o nuestra propia mejora vital. Hay espíritus con capacidad de vibrar de modo muy elevado, quienes pueden cambiar, aglomerar o modificar la materia mediante el fluido universal. Esto quiere decir que el pensamiento es capaz de cambiar la materia.
Siendo Jesús el espíritu encargado del planeta Tierra, ¿Podríamos imaginar cómo sería la pléyade de espíritus encargados de la condensación inicial de la materia para generar este Big Bang? Deben haber sido espíritus con una capacidad vibratoria que no podemos hoy comprender; consiguieron que la materia se condensase, que se juntase, en un único punto bajo unas condiciones de densidad y temperatura infinitas. Comprimido todo nuestro Universo al tamaño de una bola de tenis le caracteriza una inestabilidad extremadamente infinita sucediéndose consecuentemente la conocida gran explosión. A partir de ese momento se empezó a generar todo, incluido nuestro sistema solar y la Tierra.
Con la Doctrina Espírita podemos explicar algunos puntos inconexos entre Ciencia y Religión. Acordémonos siempre de la afirmación de Kardec: “Cuando la Ciencia demuestre que el Espiritismo está equivocado en un punto, él se modificará en ese punto”.  Los preceptos científicos se basan igualmente en tirar por tierra o reformular una teoría concreta que se haya demostrado “no cierta”, en un punto concreto. En cierto modo va sucediendo así pues sabemos que  cada vez hay más científicos que creen que al menos debe existir algo más de lo que ellos pueden explicar. Cada vez más científicos creen, de algún modo, en la existencia de Dios.


TURNO DE RUEGOS Y PREGUNTAS: aclaración sobre las dudas planteadas.

Dios está creando el fluido universal todo el tiempo, continuadamente, desde el origen de nuestro universo hasta nuestros días.
Sabemos que el frío es la ausencia de calor, por tanto lo que existe o no es el calor. Del mismo modo, la oscuridad es la ausencia de luz, por tanto lo que existe es la luz. Por paralelismo el mal es la ausencia del bien, por lo tanto lo que existe es el bien y el bien supremo es Dios.
Según el propio Stephen Hawking, sus teorías termodinámicas sólo pueden cuadrar si existe algo más, que él no puede explicar, pero sin las cuales no podrían cumplirse.
Dependiendo del tipo de pensamiento la vibración consecuente puede ser también diferente. Dependiendo de la vibración emitida podemos tanto perjudicar nuestra materia como beneficiarla. Como espíritus eternos, vibramos todo el tiempo y si lo hacemos mal podemos dañar la materia, la nuestra y la que nos rodea.
Comparativa: espiritualmente y en nuestro origen, somos como cualquier ordenador completamente nuevo, dotados de una tremenda capacidad de proceso y capacidad de información, pero sin un solo programa que lo puedan hacer funcionar. Debemos ir aprendiendo a influir en la materia con nuestras vibraciones, desde el estado mineral, el animal, el hominal, etc. Debemos ir adquiriendo la experiencia necesaria para nuestra evolución personal, siendo todas y cada una de nuestras experiencias vitales como los programas que vamos a ir instalando en ese ordenador, que lo irán convirtiendo poco a poco en una herramienta inteligente y completa.

Por Silver Chiquero




miércoles, 13 de marzo de 2013

Ciencia y Relición: ¿Dónde se encuentran?


Conferencias 2013
en CEADS a las 17:30 horas

16 de marzo
La Génesis según el Espiritismo y la ciencia, ¿son compatibles? 
a cargo Andrea Firenze

domingo, 10 de marzo de 2013

Corazón, alma y entendimiento



Hola familia,

Como de costumbre, ayer nos reunimos en CEADS para el estudio de la Doctrina de los Espíritus. Empezamos con una lluvia de ideas: ¿Qué entendíamos por la moral?, nos preguntó Marcello. Surgieron algunas respuestas:

  • Unas pautas de comportamiento en conformidad a las leyes divinas.
  • Un pacto que hacemos los humanos para ser civilizados.
  • Hacer a los demás sólo lo que quieres que te hagan a ti...

Luego fuimos a la definición de la Real Academia Española para la palabraMORAL.

Moral (Del lat. morālis). Perteneciente o relativo a las acciones o caracteres de las personas, desde el punto de vista de la bondad o malicia. Que no pertenece al campo de los sentidos, por ser de la apreciación del entendimiento o de la conciencia.  Ciencia que trata del bien en general, y de las acciones humanas en orden a su bondad o malicia.

El concepto está muy cercano a nuestras nociones intuitivas del concepto de la moral, pero otro nos llamó enormemente la atención. La definión de VIRTUD MORAL a algunos nos ha parecido psicografiada… ;)

Virtud moral. Hábito de obrar bien, independientemente de los preceptos de la ley, por sola la bondad de la operación y conformidad con la razón natural.

Este es el sentido de la moral que el espiritismo nos da a conocer. En la pregunta 629 deEl Libro de los Espíritus, Kardec quiere saber ¿Qué definición puede darse de la moral? Y los espíritus contestan:

 La moral es la regla para conducirse bien, es decir, la distinción entre el bien y el mal. Está fundada en la observación de la ley de Dios. El hombre se conduce bien cuando todo lo hace con la mira y para el bien de todos; porque entonces observa la ley de Dios.


Antes tal respuesta, la pregunta 630 parece inevitable: ¿Cómo puede distinguirse el bien del mal? Y los espíritus contestan:

El bien es todo lo que está conforme con la ley de Dios, y el mal todo lo que de ella se aleja. Así, hacer el bien es conformarse con la ley de Dios, y hacer el mal es infringir esa ley.

A mayor comprensión de la ley de Dios, mayor es la capacidad de discernimiento del ser y también mayor su responsabilidad sobre sus propios actos. El “mal”, por tanto, es una forma de referirse a la ignorancia de las leyes divinas, es decir, un estado transitorio por el que pasan todas las criaturas en evolución, viajeros en la luz. De esto se desprenden innumerables consideraciones filosóficas, pero, por lo menos, dos conclusiones prácticas muy evidentes:

  • La indulgencia con otros seres, todavía ignorantes de la ley divina, es un reflejo del conocimiento del destino al que estamos determinados todas las criaturas: la perfección. Es evidente que los espíritus superiores lo comprenden, una vez que pese a las limitaciones morales de los agrupamientos humanos, siguen generosamente colaborando con el progreso de la humanidad.
  • Sólo puede decir que verdaderamente conoce la Ley de Dios el que hace el bien. Recitar preguntas del Libro de los Espíritus de memoria, haberse leído los cuatrocientos libros psicografiados por Chico Xavier, tener un doctorado o dos en teología o filosofía no implica en conocimiento de la ley de Dios. A través de sus actos de altruismo, humildad, compasión y fraternidad se reconoce al que ha comprendido la ley divina.

Actitudes de crítica, orgullo, egoísmo y tantas otras imperfecciones que descubrimos en nuestro carácter de forma cotidiana son signos de ignorancia de la ley de Dios. Y es que leyendo el texto de estudio descubrimos que a medida que vamos aprendiendo a distinguir el bien del mal, nos vamos moralizando. Es decir: se trata de un proceso; no conocemos la ley divina de golpe; no nos iluminamos de la noche a la mañana. La evolución no da saltos y, como dijo Kardec, desprendiendo sabiduría y poesía, “En la naturaleza todo se encadena, desde el átomo hasta el arcano”.

Pues bien, aprendices de arcanos, hermanos de mi alma ignorante, mientras deambulamos en la sombra, buscamos nuestra propia luz. Elevemos el pensamiento en actitud de gratitud, por el auxilio de la espiritualidad superior y busquemos inspiración en el ejemplo de nuestro Amado Maestro para abrir nuestras conciencias al primero y mayor mandamiento de la nueva ley: en definitiva, un mandamiento de amor.

Amarás a Dios de todo corazón, y de toda tu alma y de todo tu entendimiento. Y el segundo, semejante es a éste. "Amarás a tu prójimo como a tí mismo".

Cariños de la hermana menor

viernes, 8 de marzo de 2013

Palabras de reconocimiento a José Aniorte


Querida familia espírita,

Hoy me gustaría ofrecer algunas palabras de reconocimiento a José Aniorte, que desencarnó el pasado 02 de marzo.

José Aniorte Alcaraz, de nacionalidad española, nació en Orihuela (Alicante) el 31 de octubre de 1920. Conoció y practicó el espiritismo desde los treinta y dos años. A José Aniorte se le conoce por ser un hombre luchador e incansable viajero, de fuerte personalidad. Trabajó infatigablemente en la divulgación del espiritismo. Ahí donde esté, esperamos que pueda seguir su labor.


Los admiradores de Amalia Domingo Soler le seremos eternamente agradecidos por su labor en la edición y publicación gratuita de seis libros en los que recoge los escritos más importantes de la gran dama del espiritismo en España, publicados en la revista Luz del Porvenir durante viente años (1879 – 1899).

Entre las obras que José Aniorte Alcaraz firmó, publicó y distribuyó gratuitamente, están: Hechos y obras de una vida; Elucidaciones espíritas y Las verdades del espiritismo. En las fotos vemos a compañeros del Centre Espírita Amalia Domingo Soler con José Aniorte en el Congreso Nacional Espírita en Calpe (2009), mientras el amigo les firmaba con amabilidad los libros que distribuía gratuitamente..



¡Hasta siempre, José Aniorte! Los camiños de los verdaderos compañeros de ideal no se separan jamás.

Cariños de la hermana menor

jueves, 7 de marzo de 2013

El bien y el mal


Hola familia,

Marcello nos pasa el texto que trabajaremos el sábado. Los más aplicados podéis ir preparando la mente y el espíritu des de ya. Nos vemos en CEADS.

Cariños,

La hermana menor

La Regla del Buen Proceder

Moral es un «conjunto de reglas que constituyen las buenas costumbres, (...) estableciendo los principios saludables del comportamiento humano del que resulta el respeto al prójimo y a sí mismo. Consecuencia natural de la evolución, establece los lineamientos seguros en que se fundan las bases de la Civilización, produciendo moldes del carácter que vitalizan las relaciones humanas, sin las cuales el hombre, por más que haya avanzado en los esquemas técnicos, pocos pasos habría dado desde los estados primarios del sentimiento. (...)» (7) Moral es, como dicen los Espíritus que participaron en la Codificación Espírita, «(...) la regla del buen proceder; es decir, de distinguir el bien y el mal. Está asentada en la observancia de la Ley de Dios. El hombre procede bien cuando todo lo hace por el bien de todos, porque entonces cumple la Ley de Dios». (3)

Mejor concepto que el de este enunciado es difícil de elaborar. De una manera objetiva y simple, los Espíritus Superiores nos revelan que la moralidad está cimentada en el progreso espiritual de las personas y es adquirida paulatinamente, a través de las diversas experiencias reencarnatorias; porque su cumplimiento tiene como base o fundamento el conocimiento y práctica de la Ley de Dios, aclarando, sobre todo, que el progreso moral está íntimamente ligado la práctica del bien.

A partir del momento en que las relaciones humanas se expandieron, debido a la necesidad de intercambiar experiencias, el hombre sintió el deseo de elaborar leyes que establecieran organizaciones sociales más apropiadas al medio en que vivía. En ese período evolutivo, los seres humanos comenzaron a hacer distinción entre el bien y el mal.» (...) Recién a partir de Sócrates la Moral pasó a ser considerada por la filosofía (...)» (8) Hasta entonces, la moral era ejercida arbitrariamente, de acuerdo con el equilibrio o desequilibrio individual.

El sentido de la moralidad es uno solo; o sea, es la norma del buen proceder en cualquier circunstancia, independientemente del estado socio-económico del individuo; debemos cuidar de no confundir a las conveniencias sociales, que pueden generar la disolución de las costumbres, con la verdadera práctica de la moral. En cualquier época, el hombre que conoce y practica la Ley de Dios es un ser moral. Es un ser que no se somete a las superficialidades de las convenciones ni de las modas de la llamada sociedad o civilización moderna.

A medida que vamos aprendiendo a distinguir el bien del mal, nos vamos moralizando. Así es porque el bien consiste en obrar «(...) conforme con la Ley de Dios; el mal es todo lo contrario. De esta forma, hacer el bien es proceder de acuerdo con la Ley de Dios. Hacer el mal es transgredirla». (4) Por medio de la inteligencia y al creer en Dios, el hombre puede distinguir lo que es cierto de lo que es falso. «Dios promulgó leyes plenas de sabiduría, que tienen por único objetivo el bien. El hombre encuentra en sí mismo todo lo que necesita para cumplirlas. La conciencia le traza su ruta, la Ley Divina está grabada en su corazón y, además, Dios se la recuerda constantemente por medio de sus mesías y profetas, de todos los Espíritus encarnados que traen la misión de esclarecer, moralizar y mejorar y, en estos últimos tiempos, por la multitud de Espíritus liberados del envoltorio corporal que se manifiestan por todas partes. Si el hombre se adaptase rigurosamente a las leyes divinas, no hay dudas de que se ahorraría los males más agudos y viviría dichoso en la Tierra. Si así no procede es por obra de su libre albedrío: sufre entonces las consecuencias de su proceder».

Sin embargo, Dios, que es todo bondad, puso el remedio al lado del mal; es decir, hace que del mismo mal salga el remedio. Llega un momento en el que el exceso del mal moral se torna intolerable e impone al hombre la necesidad de cambiar de vida. Instruido por la experiencia, se siente impulsado a buscar en el bien, el remedio, siempre por efecto de su libre albedrío. Cuando toma un mejor camino es por su voluntad y porque reconoció los inconvenientes del otro. La necesidad, pues, lo obliga a mejorar moralmente, para ser más feliz, del mismo modo que antes lo obligó a mejorar las condiciones materiales de su existencia». (2)
La práctica del bien está, pues, relacionada con el grado de responsabilidad del hombre; con el progreso, el mal caerá automáticamente.» (...) El mal (...) tiene un carácter relativo y pasajero; es la condición del alma todavía en la infancia que se ensaya para la vida. ¡Por el simple hecho de los progresos logrados, va poco a poco disminuyendo, desaparece, se disipa, a medida que el alma sube los escalones que conducen al poder, la virtud, la sabiduría!

Entonces la justicia se evidencia en el Universo; deja de haber elegidos y réprobos; todos sufren las consecuencias de sus actos, pero todos reparan, rescatan y, tarde o temprano, se regeneran, evolucionando desde los mundos oscuros y materiales, hacia la Luz Divina (...). en todas partes de la realización lenta y progresiva de un ideal superior (...). Por doquier, ¡la gran faena de los seres que trabajan para desarrollar en sí mismos, a costa de inmensos esfuerzos, la sensibilidad, el sentimiento, la voluntad, el amor! (...) (6)

Bibliografía:
1.      KARDEC, Allan. El bien y el mal. In: La Génesis. Trad. De Nora V. Cazsadella de Girard. Buenos Aires. Editora Argentina «18 de Abril», 1981. Ítem 03.
2. ___.Ítems 6-7.
3.      ___.El Libro de los Espíritus. Trad. de Alberto Giordano. 3.ed. BuenosAires, Editora Espírita «18 de Abril», 1983. Preg. 629.
4.         ___. Preg. 630.
5.         ___. Preg. 637.
6.         DENIS,León. Justicia y responsabilidad. El problema del mal. In:___. El Problema del Ser, del Destino y del Dolor. Trad. de Esteva Grau. 3.ed. Buenos Aires, Editora Kier, 1976.
7.         FRANCO, Divaldo Pereira. Moral. In:___. Estudos Espíritas. Pelo Espírito Joanna de Ângelis. 2.ed. Rio de Janeiro, FEB, 1982. p.163.
8.         ___. p.164