lunes, 31 de octubre de 2011

Obras básicas del Espiritismo


Hola familia,

Que no cunda el pánico, la crónica de domingo se publica con 24 horas de retaso, pero como solemos decir en Brasil, “antes tarde que nunca”.

El sábado, tal y como habíamos anunciado, nos dedicamos a conocer las obras que componen el pentateuco de la doctrina espírita. Rafa y Patricia nos dividieron en dos grupos y nos dieron dos tareas: primero deberíamos analizar el contenido de cada libro del pentateuco para saber si era de fondo moral, filosófico o científico; después deberíamos contestar individualmente porqué considerábamos importante estudiar las obras básicas. Os hago un poco de resumen de lo que sacamos entre todos:

1.      El Libro de los Espíritus es la base filosófica de nuestra doctrina. Un sitema filosófico es una explicación integrada de todos los aspectos de la realidad y esto es precisamente lo que hace el libro de los espíritus, puesto que trata de la inmortalidad del alma, la naturaleza de los Espíritus y sus relaciones con los hombres, las leyes morales, la vida presente, la vida futura y el porvenir de la Humanidad.

2.      El Libro de los Médiums es principalmente científico, es decir, trata de sistematizar la observación de la realidad, clasificarla, estudiarla para mejor comprenderla. Kardec, influenciado por la ciencia del siglo XIX, abordó el fenómeno mediumnico como un fenómeno natural, partiendo del enunciado “un efecto inteligente, tiene una causa inteligente”. El codificador entrevió en el fenómeno de las mesas girantes, que le había atraído en calidad de un escéptico más, enormes repercusiones para el alma humana. Gracias a su espíritu genuinamente científico, de humildad ante un objeto de estudio y deseo desinteresado de buscar la verdad sin pretensiones de alcanzarla en su totalidad, es que tenemos este cuerpo doctrinario que nos guía a los espíritas en nuestra senda evolutiva particular. El Libro de los médiums trata de los tipos de manifestaciones mediumnicas, los medios para comunicarse con el mundo invisible, el desarrollo de la mediumnidad, las dificultades y los obstáculos que se pueden encontrar en la práctica del Espiritismo.

3.      El Evangelio según el Espiritismo es eminentemente moral. Sería falso decir que “actualiza” las enseñanzas de Jesús, puesto que simplemente presenta, sob la optíca aguda de Kardek y de los espíritus que participaron en la codificación, comentarios sobre as máximas morales de Nuestro Señor. En este sentido, no es un libro innovador, todo lo contrario. Lo que nos viene a enseñar es precisamente que todo cuanto necesitamos saber para vivir en armonía con las leyes Divinas está en el Evangelio y lo recibimos a través de los labios del espíritu más perfecto que ha pasado por la Tierra. Vivamos el evangelio y no hará falta ya religiones, pues cuando esto ocurra, el amor será la religión universal.

4.      El Cielo y el Infierno es a la vez científico, filosófico y moral. Se le podría considerar el brazo derecho del libro de los espíritus. En este libro, Kardec, con el auxilio de los espíritus que participaron en la codificación, examina y compara diferentes doctrinas sobre el tránsito de la vida corporal a la vida espiritual, trata las penalidades y recompensas futuras, los ángeles y los demonios, las penas, etc., ofreciendo además numerosos ejemplos acerca de la situación real del alma durante y después de la muerte.

5.      El Génesis es principalmente científico y trata, entre otras cuestiones, del carácter de la revelación espírita, de la naturaleza de Dios, del bien y del mal; del origen y evolución de la Tierra, de la vida y del espíritu.

También comentamos la importancia de estudiar las obras básicas y la gente contestó, entre otras cosas, que estudia estos libros:
  • ·         Para conocerse a sí mismo y a los demás
  • · Para entender qué somos, nuestros orígenes y adónde vamos.
  • ·         Para estar en los “hombros de un gigante”, y ver más lejos y más claro el camino que nos llevará a nuestra evolución;
  • ·         Para saber qué es y qué no es parte del espiritismo.
  • ·         Para tener una base sólida que permita seguir aprendiendo sobre la interacción entre el mundo espiritual y el material.

Pese al clima de relajación que marcó toda la reunión, al final tuvimos algunas lágrimas. Fueron lagrimas de tristeza, es verdad, pero esperemos que hayan lavado el alma y que toda la tristeza que las provocaron haya salido, liberada por la energía renovadora de Nuestro Padre Celestial.

Os deseo a todos una semana de luz y sintonía con la espiritualidad superior.

Cariños de la hermana menor,

Janaina

jueves, 27 de octubre de 2011

¿Tienes inquietudes?

Hola familia,
Rafa nos envía el texto de la clase de sábado. Conoceremos las obras fundamentales de la doctrina espírita y su contenido. Particularmente creo que es muy importante conocerlas, leerlas, no una, muchas veces. Debemos ser activos en la búsqueda de conocimientos también espirituales. Quizá se nos haya acostumbrado a ser más pasivos en estos temas, y demasiadas veces hemos confiado al cura, al monge o a alguien en quién confiamos la tarea de nuestra iluminación. No funciona así. Para entender la realidad espiritual debemos hacer uso de la razón; para tener los elementos que nos permitan valorar la veracidad y calidad de los hechos debemos disponer de información básica. Pues aquí hay algo para empezar: los libros que componen la doctrina espírita.

Buena lectura y buen viaje. Cariños de la hermana menor,

Janaina

(...)

LA CODIFICACIÓN ESPÍRITA: LAS OBRAS BÁSICAS 

1. Las obras básicas de la Codificación Kardeciana son las siguientes por orden cronológico de edición:

1.1. El Libro de los Espíritus.- Lanzado en París, Francia, en la 1ª. edición, el 18 de abril de 1857, con el título «Le Livre des Esprits»
1.2. El Libro de los Médiums.- 1ª. edición en París, Francia, en enero de 1861. Título del original francés: «Le Livre des Médiums o Guide des Médiums et des Evocateurs».
1.3. El Evangelio según el Espiritismo.- 1ª. edición en París, Francia, en abril de 1864, con el título «L´Evangile selon le Spiritisme».
1.4. El Cielo y el Infierno.- Lanzado en París, Francia, en 1ª. edición, en el año 1865. Título del original francés: «Le Ciel et l´enfer o La Justice Divina selon le Spiritisme».
1.5. El Génesis.- 1ª. edición en París, Francia, en enero de 1868, con el título «La Génese, Les Miracles et les Prédictions Selon le Spiritisme».

02. Los contenidos de las obras básicas exponen y consolidan los principios y los elementos constitutivos de la Doctrina Espírita en su totalidad, según la enseñanza de los Espíritus, la sistematización y la codificación de esas enseñanzas fueron realizadas por Allan Kardec.

2.1. Así, el primero de los cinco libros que integran la referida codificación, El Libro de los Espíritus, trata de los siguientes temas:

• «Principios de la Doctrina Espírita sobre la inmortalidad del alma, la naturaleza de los Espíritus y sus relaciones con los hombres, las leyes morales, la vida presente, la vida futura y el porvenir de la Humanidad...», siendo abordados esos principios en cuatro partes:

PARTE PRIMERA: De las causas primarias
(Con cuatro capítulos: De Dios; De los elementos generales del Universo; De la creación; Del principio vital).

PARTE SEGUNDA: Del mundo espiritual o mundo de los Espíritus
(Con once capítulos: De los Espíritus, De la encarnación de los Espíritus; Del regreso del Espíritu a la vida espiritual, extinguida la vida del cuerpo; De la pluralidad de las existencias; De la vida espiritual; Del regreso del Espíritu a la vida corporal; De la emancipación del alma; De la intervención de los Espíritus en el mundo corporal; De las ocupaciones y misiones de los Espíritus; De los tres reinos).

PARTE TERCERA: De las leyes morales
(Con doce capítulos: De la ley divina o natural; De la ley de adoración; De la ley del trabajo; De la ley de reproducción; De la ley de conservación; De la ley de destrucción; De la ley de sociedad; De la ley de progreso; De la ley de igualdad; De la ley de libertad; De la ley de justicia, de amor y de caridad; De la perfección moral).


PARTE CUARTA: De las esperanzas y consuelos
(Con dos capítulos: De las penas y goces terrenales; De las penas y goces futuros).

2.2. El segundo libro por orden cronológica de lanzamiento, El Libro de los Médiums, en su portada presenta el subtítulo: «Guía de los Médiums y de los Evocadores» y resume su contenido de la siguiente manera:
• «Enseñanza especial de los Espíritus sobre la teoría de todos los tipos de manifestaciones, los medios para comunicarse con el mundo invisible, el desarrollo de la mediumnidad, las dificultades y los obstáculos que se pueden encontrar en la práctica del Espiritismo, que constituye la continuación de «El Libro de los Espíritus».
• Esos temas se hallan expuestos de la siguiente manera:

PARTE PRIMERA: Nociones preliminares
(Con cuatro capítulos: ¿Hay espíritus?; De lo maravilloso y de lo sobrenatural; Del método; De los sistemas).

PARTE SEGUNDA: De las manifestaciones espíritas
(Con treinta y dos capítulos: De la acción de los Espíritus sobre la materia; De las manifestaciones físicas – De las mesas giratorias; De las manifestaciones inteligentes; De la teoría de las manifestaciones físicas; De las manifestaciones físicas espontáneas; De las manifestaciones visuales; De la bicorporeidad y de la transfiguración; Del laboratorio del mundo invisible; De los lugares frecuentados por los Espíritus; De la naturaleza de las comunicaciones; De la sematología y de la tiptología; De la neumatografía o escritura directa y de la neumatofonía; De la psicografía; De los médiums; De los médiums escribientes o psicógrafos; De los médiums especiales; De la formación de los médiums; De los inconvenientes y peligros de la mediumnidad; Del papel de los médiums en las comunicaciones espíritas; De la influencia del médium; De la influencia del medio; De la mediumnidad en los animales; De la obsesión; De la identidad de los Espíritus; De las evocaciones; De las preguntas que se pueden hacer a los Espíritus; De las contradicciones y engaños; Del charlatanismo y la impostura; De las reuniones y de las sociedades; Reglamento de la Sociedad Parisiense de Estudios Espíritas; Disertaciones espíritas; Vocabulario Espírita).

2.3. El tercer libro, El Evangelio según el Espiritismo, tiene en su página introductoria la síntesis de su contenido, que es:
• «La explicación de las máximas morales de Cristo, en concordancia con el Espiritismo y sus aplicaciones a las diversas circunstancias de la vida».
• Su estudio se divide en una introducción y veintiséis capítulos, enunciados así:
No vine a destruir la ley; Mi reino no es de este mundo; Hay muchas moradas en la casa de mi Padre; Nadie podrá ver el reino de Dios si no nace de nuevo; Bienaventurados los afligidos; El Cristo Consolador; Bienaventurados los pobres de espíritu; Bienaventurados los que tienen puro el corazón; Bienaventurados los que son mansos y pacíficos; Bienaventurados los que son misericordiosos; Amar al prójimo como a sí mismo; Amad a vuestros enemigos; No sepa vuestra mano izquierda lo que dé vuestra mano derecha; Honrad a vuestro padre y a vuestra madre; Fuera de la caridad no hay salvación; No se puede servir a Dios y a Mamón; Sed perfectos; Muchos los llamados, pocos los escogidos;
La fe transporta montañas; Los trabajadores de la última hora; Habrá falsos Cristos y falsos profetas; No separéis lo que Dios juntó; Extraña moral; No pongáis el candil debajo del celemín; Buscad y hallaréis; Dad gratuitamente lo que gratuitamente recibisteis; Pedid y obtendréis; Compilaciones de oraciones espíritas.

2.4. El Cielo y el Infierno es el cuarto libro del Pentateuco Kardeciano; tiene como subtítulo: «LA Justicia Divina según el Espiritismo». Contiene, según el resumen que está consignado en su portada, el:
• «Examen comparado de las doctrinas sobre el tránsito de la vida corporal a la vida espiritual, sobre las penalidades y recompensas futuras, sobre los ángeles y los demonios, sobre las penas, etc., seguido de numerosos ejemplos acerca de la situación real del alma durante y después de la muerte».
• Su contenido se divide de la siguiente forma:

PARTE PRIMERA: Doctrina
(Con once capítulos: El porvenir y la nada; Temor a la muerte; El cielo; El infierno; El purgatorio; Doctrina de las penas eternas; Las penas futuras según el Espiritismo; Los ángeles; Los demonios; Intervención de los demonios en las manifestaciones modernas; De la prohibición de evocar a los muertos).

PARTE SEGUNDA: Ejemplos
(Con ocho capítulos: El tránsito; Espíritus felices; Espíritus en condiciones intermedias; Espíritus sufrientes; Suicidas; Criminales arrepentidos; Espíritus endurecidos; Expiaciones terrenales).

2.5. El quinto y último libro tiene en su portada el título completo: «La Génesis, los Milagros y las Predicciones según el Espiritismo» y además este resumen:
• «La Doctrina Espírita es el resultado de la enseñanza colectiva y concordante de los Espíritus.
La Ciencia está llamada a constituir el Génesis de acuerdo con las leyes de la Naturaleza.
Dios prueba su grandeza y su poder por la inmutabilidad de sus leyes y no por su abrogación.
Para Dios el pasado y el futuro son el presente».
Esta obra se divide en las siguientes partes:

01. Introducción
02. La Génesis, con doce capítulos:
Carácter de la revelación espírita; Dios; El bien y el mal; Papel de la Ciencia en el Génesis; Sistemas antiguos y modernos del mundo; Uranografía general; Esbozo geológico de la Tierra; Teorías sobre la formación de la Tierra; Revoluciones del globo; Génesis orgánica; Génesis Espiritual; Génesis mosaico.
03. Los milagros, con tres capítulos:
Caracteres de los milagros; Los fluidos; Los milagros del Evangelio.
04. Las predicciones, también con tres capítulos:
Teoría de la presciencia; Predicciones del Evangelio; Los tiempos han llegado.

domingo, 23 de octubre de 2011

La Mediumnidad con el Dr. Sergio de Oliveira

Hola familia,

este sábado un compañero que ha venido a CEADS por primera y esperamos que vuelva muchas más, Andre Amaral, me ha pedido que comprata con vosotros una serie de videos muy intructivos sobre la mediumnidad. Son las partes de una entrevista y una conferencia de nuestro ya conocido Sergio Oliveira, que tanto está haciendo por avanzar el conocimiento científico de la mediumnidad y por divulgar lo que el paradigma científico oficial ya acepta en este campo. Por ejemplo, poca gente sabe que la medicina tradicional reconoce el transe mediúmnico como un fenómeno biológico  - que puede o no ser saludable. El CID 10 de la Organización mundial de la Salud contiene el registro de todas las enfermedades reconocidas por la medicina en el mundo. En el punto F 44.3 presenta al transe o posesión. Sus síntomas son la pérdida transitoria de la identidad con la conservación de nociones del ambiente. Se considera una enfermedad cuando el individuo no tiene control sobre el fenómeno y no se le considera así en su contexto cultural o religioso.

Ya hemos comentado en este blog que Sergio Oliveira, médico y neurocientifico, explica que nuestro organismo no es solo lo que vemos con nuestros ojos, sino que se extiende magnéticamente. Hoy ya se sabe que el pensamiento y la imaginación provocan actividad cerebral, lo que equivale a decir que provocan alteraciones químicas en el cerebro. Por lo tanto, el pensamiento es energía, puesto que disloca materia. La medicina también ha identificado a la glándula pineal como responsable por la captación de energías electromagnéticas en el ambiente. Sergio se refiere a esta glandula como "los ojos del alma", porque permiten que algunas personas puedan ver una realidad energética distinta a la que la mayoria de nosotros capta con los setnidos. La pineal es responsable también por la redistribución de esta información electromagnética. El nivel de conciencia del fenómeno de la mediumnidad en los seres humanos está influenciado por el area donde la pineal envíe en el cerebro a la información electromagnética captada del ambiente y la existencia más o menos acentuada de cristales diamagnéticos en el cerebro.

Sergio suele decir que el primer espíritu que cada uno debe recibir es a si mismo. Hay que desarrollar habilidades y la vocación de cada uno para vivir la mediumnidad de forma sana y consciente, como un árbol cuyas raíces bien firmes en el suelo, extiende sus brazos hacia el cielo, buscando la armoína con el Creador. De la piedra al hombre, todos fuimos constituidos por un Dios de amor. La diferencia es que el hombre es capaz de amar y la piedra, no. Las personas que no aman, son como piedras…

Os dejo los videos que Andre nos ha recomendado y deseo a todos una semana de trabajo y auto-iluminación.
Cariños de la hermana menor,

Janaina

PARTE I

PARTE II

PARTE III

Conferencia de aproximadamente 1 hora de Sérgio Felipe de Oliveira


jueves, 20 de octubre de 2011

La Codificación Espírita

Querida familia CEADS,
solemos decir que la doctrina espírita es la tercera revelación, pero...  ¿Qué queremos decir por "revelación"? ¿Qué es lo que revela el espiritismo? ¿Qué revelaciones han habido antes del espiritismo? ¿Se puede identificar el portador de la revelación espírita?

Nuestro querido Rafa nos envía el texto que se estudiará sábado. Los que ya podéis contestar a estas preguntas, podréis profundizar en el tema y ayudar a los demás a concer a esta doctrina de amor. Los que aun no la conocéis, aquí tenéis algo para empezar.
Con mis deseos de mucha luz a todos, 

Cariños de la hermana menor,

Janaina

(...)

LA CODIFICACIÓN ESPÍRITA

«Definamos en primer término el sentido de la palabra revelación. Revelar, del latín revelare, cuya raíz, velum, velo, significa literalmente quitar el velo y, en sentido figurado descubrir, dar a conocer una cosa secreta o desconocida...» «La característica esencial de cualquier revelación debe ser la verdad. Revelar un secreto es dar a conocer un hecho; si este es falso ya no es un hecho y, por consecuencia, no existe revelación...». El carácter esencial de la revelación divina es, pues, el de la verdad eterna. Toda revelación contaminada con errores o sujeta a modificaciones no puede emanar de Dios.

El Espiritismo, por tener como punto de partida las palabras de Cristo, así como éste partió de las de Moisés, es una consecuencia directa de su doctrina. A la idea vaga de la vida futura, agrega la revelación de la existencia del mundo invisible, que nos rodea y puebla el espacio y con eso da precisión a la creencia, le da cuerpo, consistencia y realidad a la idea. Define los lazos que unen al alma el cuerpo y levanta el velo que ocultaba a los hombres los misterios del nacimiento y de la muerte...».

Moisés - La primera revelación
«La primera revelación estuvo personificada en Moisés, la segunda en Cristo y la tercera no está personificada en ningún individuo. Las dos primeras fueron individuales, la tercera es colectiva; he ahí un carácter esencial de gran importancia. Es colectiva en el sentido de no ser hecha o dada como privilegio a ninguna persona; nadie, en consecuencia, puede llamarse su profeta exclusivo; fue esparcida simultáneamente, sobre la Tierra, entre millones de personas, de todas las edades y condiciones, desde las más bajas hasta las más elevadas de la escala social, conforme con esta predicción registrada por el autor de los Hechos de los Apóstoles: «En los últimos tiempos, dijo el Señor, derramaré mi espíritu sobre toda la carne; vuestros hijos e hijas profetizarán, los jóvenes tendrán visiones y los viejos, sueños». (Hechos, Cáp. II, v.17-18). No provino de ningún culto en particular, a fin de servir, algún día, a todos como punto de unión.».

Jesús - la segunda revelación
«Las primeras revelaciones, por ser fruto de la enseñanza personal, fueron forzosamente localizadas, es decir, aparecieron en un solo lugar, desde el cual la idea se propagó poco a poco; pero fueron necesarios muchos siglos para que alcanzasen los puntos más distantes del mundo, aún sin penetrar en ellos por entero. La tercera tiene como particularidad que al no estar personificada en un solo individuo, surgió simultáneamente en millares de puntos diferentes, que se transformaron en centros o focos de irradiación.».

«La tercera revelación, venida en una época de emancipación y madurez intelectual, en la que la inteligencia ya desarrollada, no se resigna a representar un papel pasivo; en la que el hombre no acepta nada a ciegas, sino que quiere ver a dónde se lo conduce, quiere saber el por qué y el cómo de cada cosa – debía ser al mismo tiempo el producto de una enseñanza y el fruto del trabajo, de la investigación y del libre examen. Los Espíritus enseñan solamente lo que es necesario para guiarlo al camino de la verdad, pero se abstienen de revelar lo que el hombre puede descubrir por sí mismo, dejándole la inquietud de discutir, comprobar y someter todo a la demostración de la razón, dejando incluso, muchas veces, que adquiera experiencia a sus expensas. Le proporciona el principio, los materiales; a él le corresponde aprovecharlos y ponerlos en práctica».
El Espiritismo - la tercera revelación, se dió a conocer a través del contacto entre encarnados y desencarnados.

«Además, conviene tener en cuenta que en ninguna parte la enseñanza espírita fue dada íntegramente, sino que es el resultado de tan grande número de observaciones, de asuntos tan diversos, que exigen conocimientos y aptitudes mediúmnicas especiales, por lo que era imposible que se encontraran reunidas en un mismo lugar todas las condiciones necesarias. Como la enseñanza debía ser colectiva y no individual, los Espíritus dividieron el trabajo, diseminando los temas de estudio y observación del mismo modo que en algunas fábricas, la confección de cada parte de un mismo objeto es confiada a diversos obreros». «La revelación se hizo así parcialmente en diversos lugares, por medio de una multitud de intermediarios y de tal modo prosigue todavía, pues no todo ha sido revelado. Cada centro encuentra en los otros el complemento de lo que él obtiene, y el conjunto, la coordinación de todas las enseñanzas parciales, fue la que constituyó la doctrina espírita».

«No existe ciencia que haya salido por completo del cerebro de un solo hombre. Todas, sin excepción, son el fruto de observaciones sucesivas, apoyadas en observaciones precedentes como en un punto conocido, para llegar a lo desconocido. Así fue como los Espíritus procedieron en relación con el Espiritismo. De ahí la enseñanza gradual que suministran...». «Un último carácter de la revelación espírita, que resalta de las condiciones en las que se produce, es que por apoyarse en hechos tiene que ser, y no puede dejar de ser, esencialmente progresiva, como todas las ciencias de observación...»

«Relacionada con todos los aspectos de la vida social, a los que da el sustento de sus propios descubrimientos, asimilará siempre todas las doctrinas progresivas, de cualquier clase que sean, siempre que hayan alcanzado el estado de verdades prácticas y abandonado el terreno de la utopía... Caminando junto con el progreso, el Espiritismo jamás será superado...».

Por su naturaleza, la revelación espírita tiene doble carácter: participa al mismo tiempo de la revelación divina y de la revelación científica»... «En una palabra, lo que caracteriza la revelación espírita es que su origen es divino y proviene de la iniciativa de los Espíritus y su elaboración es fruto del trabajo del hombre». «La revelación cristiana había sucedido a la revelación mosaica; la revelación de los Espíritus viene a completarla. Cristo la anunció y puede agregarse que El mismo preside ese nuevo vuelo del pensamiento...». «La nueva revelación se manifiesta fuera y por sobre las iglesias. Su enseñanza se dirige a todas las razas de la Tierra. Por todas partes los Espíritus proclaman los principios en los que ella se apoya. Todas las regiones del globo son atravesadas por la gran voz que invita al hombre a meditar acerca de Dios y de la vida futura. Por sobre las estériles agitaciones y las discusiones fútiles de los partidos, por sobre las luchas de intereses y los conflictos de pasiones, la voz profunda desciende desde el espacio y viene a ofrecer a todos, con la enseñanza de la palabra, la divina esperanza y la paz del corazón».

«Es la revelación de los tiempos anunciados. Todas las enseñanzas del pasado, parciales, restringidas, limitadas en la acción que ejercían, son por ella superadas, arrolladas. Utiliza los elementos acumulados; los reúne, los solidifica para formar un vasto edificio en el que el pensamiento, la voluntad, pueda expandirse...».

«Las Inteligencias Superiores, en sus relaciones mediúmnicas con los hombres, vienen a completar esas indicaciones. Confirman las enseñanzas suministradas por los Espíritus menos adelantados; elevándose a mayor altura exponen su modo de ver, sus opiniones sobre todos los grandes problemas de la vida y la muerte, la evolución general de los seres, las leyes superiores del Universo. Todas esas revelaciones concuerdan y se unen para constituir una filosofía admirable...»

«Por eso, el moderno espiritualismo no dogmatiza ni se inmoviliza. No alimenta pretensión alguna de infalibilidad. Colocada en un plano superior al de las que la precedieron, la enseñanza espírita es progresiva, como los mismos Espíritus. Se desenvuelve y completa a medida que, con la experiencia, se efectúa el progreso en las dos humanidades, la de la Tierra y la del espacio – humanidades que se penetran mutuamente y de las que cada uno de nosotros debe, alternadamente, formar parte...» «La enseñanza de los Espíritus, por todas partes nos muestra la unidad de la ley y la armonía...»

miércoles, 19 de octubre de 2011

Educación Espírita - resumen de la conferencia

El pasado sábado, Rafa e yo hemos estrenado en conferencias espíritas y nada mejor que empezar hablando de la educación que es doctrina de amor nos enseña, nos educa. 

Este fue el título de nuestra conferencia: Educación Espírita. Pero, ¿qué es la educación espírita? La educación espírita viene esclarecer de la necesidad de la disciplina de los pensamientos, de la educación del ser, de la reforma intima, de los ejercicios de la oración, el desarrollo de buenos hábitos. Da las manos a la Ciencia Oficial con la finalidad del equilibro físico-psíquico-espiritual. Hace aproximadamente dos años que estamos profundizado en el tema de nuestra reforme intima, y eso nos llevó a repensar muchos conceptos aprendidos en el Espiritismo. Soy espírita de cuna (aunque hace poco tiempo que empecé a estudiarlo con más responsabilidad) y Rafa lleva estudiando desde hace quince años. Y había muchas preguntas por contestar. 

¿Por qué el Espiritismo nos invita al estudio?
¿Por qué hay que leer tanto?
¿Por qué nunca me dan respuestas directas?
¿Por qué cada vez que tengo una respuesta salgo con dos preguntas más?

Entonces empezamos a estudiar esos porqués y montar nuestra conferencia nos brindó con muchas respuestas. La hemos estructurado en cinco partes a fin de realizar un breve resumen social-histórico-moral de cómo llegó a ser lo que es actualmente la educación espírita. Las cuatro primeras partes la impartió Rafa hablando de la educación de Jesús, de cómo educó Jesús, de cómo sus discípulos educaran hasta llegar al cristianismo primitivo. Empezamos con la propia educación de Jesús. Nació en una ciudad muy pobre, dominada por el imperio romano y con muchos extranjeros. Su familia era de origen judía que nos da a concluir que su nacimiento en ella está vinculado con la religión que en la época era la mas “espiritualizada”. El judaísmo cree en un solo Dios, en las leyes de Moisés y que el hombre debe ser educado para servir a Dios. En aquel entonces pocas creencias seguían esta filosofía ya que los hombres eran educados para la guerra, es decir, para ser guerreros.

A continuación hablamos de cómo educó Jesús a la humanidad. ¿Qué autoridad tenia para ello? Pues la respuesta es muy sencilla: su autoridad era moral sabiendo valerse de su inteligencia avanzadísima, tanto intelectual como emocional. En el capítulo I, ítem 4 de Evangelio según el Espiritismo resume muy bien la misión del Cristo:

Pero la misión de Jesús no fue simplemente la de un legislador moralista sin más autoridad que su palabra; vino a cumplir las profecías que anunciaron su venida; recibía su autoridad de la naturaleza excepcional de su espíritu y de su visión divina, vino a enseñar a los hombres que la verdadera vida por está en la tierra, sino en el reino de los cielos; a enseñarles el camino que conduce a ella, los medios para reconciliarse con Dios, y hacer presentir la marcha de las cosas futuras, para el cumplimiento de los destinos humanos. Sin embargo, no lo dijo todo, y sobre muchos puntos se limitó a dejar el germen de verdades que El mismo declara que no podían ser comprendidas; habló de todo, pero en términos más o menos explícitos, porque para entender el sentido oculto de aquellas palabras, era preciso que ideas nuevas y conocimientos nuevos vinieran a dar la clave, y estas ideas no podían venir antes de cierto grado de madurez del espíritu humano. La ciencia debía contribuir poderosamente al nacimiento y al desarrollo de estas ideas; luego era preciso dar a la ciencia el tiempo para progresar.

Con la muerte del Maestro sus discípulos siguen con los trabajos de caridad con la “casa del camino” que ayudaba a los gentíos. También surge la necesidad de llevar las palabras a todas las partes del planeta hasta entonces conocido por la humanidad. En este momento surge las figuras de Esteban, Pablo de Tarso, Marcos y Lucas, dos cuatros destacados seguidores de la palabra del Cristo sin haberlo conocido. Los sacrificios, los evangelios, las cartas (epístolas) de Pablo y los viajes para la expansión del cristianismo empezarán estos fieles servidores de la palabra del salvador.

Aunque el pueblo judío esperase a un salvador guerrero que le iba libertar del poder, pobreza y sufrimiento romano no se percatarán de sus palabras: “Mi reino no es de este mundo”. De esta manera Rafa finaliza este bloque histórico de la trayectoria cristianismo de la educación moral por el edad antigua.

“El Espiritismo respeta todas las religiones y doctrinas, valoriza todos los esfuerzos para la práctica del bien y trabaja a favor de la confraternización y la paz entre todos los pueblos y todos los hombres, independientemente de su raza, clero, nacionalidad, creencia, nivel cultural o social. Reconoce además que “el verdadero hombre de bien es el que cumple la ley de justicia, amor y caridad en su mayor pureza” Consejo Espírita Internacional.

Las dos últimas partes hablé respecto los precursores del cristianismo, pasando por todas las edades del hombre hasta llegar al Espiritismo en el siglo XIX y la educación espírita como la conocemos hoy. Desde 400 años antes de Cristo ya había espíritus evolucionado intelectualmente con la finalidad de dejar nuevas ideas respecto el moral y la educación. Todo inicia con Sócrates, Platón y Aristóteles con la dialéctica, con la creencia que el mal no existe, que el verdadero mundo es inteligible y que Dios es eterno y perfecto.

¿Alguna coincidencia con el Espiritismo? Creo que ya hemos contestado tres de las cuatros cuestionas formuladas al inicio. Entre la llegada de Jesús hasta el adviento de la ciencia en el siglo XIX pasamos por años de estancamiento moral, de mucha severidad educación y manipulación de las ideas. El siglo XIX viene con muchos desarrollos en todos los ámbitos: con el avance de la medicina, con la ley de la evolución de las especies, con la psicoanálisis de Freud, con la descubierta de la electricidad, invento del teléfono, de la locomotora, del avión, etc. 

La pedagogía pasa por un cambio extraordinario de ser cerrada y dura a ser educadora y libre. Destacamos a tres grandes pedagogos de la época: Comenius, Rousseau y Pestalozzi. El primero vino a romper las reglas de la forma de educar creando en una educación moral y espiritual compaginadas y que el ser humana es capaz de aprender todo lo que se pueda enseñar. El segundo es el padre de la educación natural, es decir, que la verdadera educación es enseñar el niño a vivir y aprender ejerciendo su libertad ya que posee características propias. Ya Pestalozzi fue el gran pedagogo de la época pues trajo a la educación el factor amor. Amar es la base de la enseñanza y lo más importante es valorar las potencialidades de cada ser humano según sus aptitudes y experiencias intrínsecas. Es el “padre” espiritual-moral de Kardec.

Pues allí llegamos a la Educación Espírita que se inicia con el Espiritismo, con la llegada del Consolador prometido por Jesús. El Espiritismo es una ciencia que trata de la naturaleza, el origen y destino de los Espíritus, así como de sus relaciones con el mundo corporal ya decía su codificador.  Kardec como científico dedicado, lingüista estudiado y pedagogo formado por la escuela de Pestalozzi empieza a reunir todos los mensajes de los Espíritus que culminará en la publicación del Libro de los Espíritus y las demás obras básicas de la codificación.

La educación espírita como la conocemos hoy fue idealizada por Edgard Armond en Brasil cuando de la necesidad de sistematizar el estudio de las obras básicas y de las prácticas espíritas. De allí surge los cursos sistematizados que conocemos como el ESDE (Estudio Sistematizado de la Doctrina Espírita), ESESE (Estudio Sistematizado del Evangelio según el Espiritismo), CEEM (Curso de Estudio y Educación de la Mediumnidad), EIJ (Evangelización infanto-juvenil), entre otros cursos. (Descarga los cursos des de la página de la Federación Espírita Española)

Y, de esta manera, contestamos a las preguntas:

¿Por qué el Espiritismo nos invita al estudio?

Porque la verdadera educación invita al raciocinio, a la búsqueda de las respuestas. Educar es transformar, nuestro interior, nuestros pensamientos. De lo contrario es simplemente instruir, dar respuesta hechas para experiencia vividas por terceros.

¿Por qué hay que leer tanto? 

Pues tenemos que buscar instruirnos. Las palabras de los Espíritus Superiores nos auxilian al entendimiento. 

¿Cuántas veces no hemos leído un libro y cogemos un mensaje determinado y después lo hemos vuelto a leerlo y encontrar otras respuestas?
¿Por qué nunca me dan respuestas directas?

Por que según Sócrates, Jesús, Rousseau y Pestalozzi somos capaces de encontrar las respuestas a nuestra inquietudes con una pequeña orientación, con un direccionamiento correcto de las palabras.

¿Por qué cada vez que tengo una respuesta salgo con dos preguntas más?

Como comentamos en porque leer tanto, cada peldaño en nuestra educación interior superado nos llevará a otro más adelante con la única felicidad de llegar al Padre de amor y bondad.

“El Espiritismo no impone sus principios. Invita a quienes están interesados en conocerlo, a que sometan sus enseñanzas al tamiz de la razón antes de aceptarlas.” Consejo Espírita Internacional

Andrea Campos

domingo, 16 de octubre de 2011

Pueden los seres humanos encarnar en animales?

Hola familia CEADS, 

este sábado, mientras Andrea y Rafa se estrenaban como conferenciantes en nuestro centro – tranquilos, nos enviarán un resumen para el blog-, yo estudiaba con los jóvenes. Hablamos de la REENCARNACIÓN y fue con alegría que vi que nuestros jóvenes tienen una sólida base espírita y conocen esta herramienta de progreso para los seres. Nuestros jóvenes ya saben lo que muchas personas aun ignoran: no vivimos una única vez, sino que volvemos a encarnar muchas veces, cada una de ellas buscando mejorar nuestras calidades morales e intelectuales.

Otros conceptos asociados al de la reencarnación, como por ejemplo el LIBRE-ALBEDRÍO y la encarnación de animales, no los comprendían tanto. Tuvimos la oportunidad de entender mejor qué es el LIBRE-ALBEDRÍO, definiéndolo como la responsabilidad que tenemos sobre nuestras propias acciones. Es precisamente el libre-albedrío que nos diferencia como espíritus de las criaturas de Dios que aun no han alcanzado nuestro nivel evolutivo, como los animales y las plantas, que aun son principios inteligentes. A veces no es muy fácil comprender qué queremos decir por “principio inteligente”, pero creo que lo podemos considerar como una criatura de Dios que aun no es responsable por sus elecciones, que aun está experimentando emociones e instintos, entrenándose para los niveles más avanzados de la escala evolutiva. Si pensamos en una persona que se pasea a su perro sin una boquera por la calle, por ejemplo, y el perro ataca a una persona, es lógico que su dueño sea responsabilizado por el accidente, y no el perro. Con este sencillo ejemplo podemos entender mejor la diferencia entre el espíritu, que sí tiene que asumir las consecuencias de todos y cada uno de sus actos, y el principio inteligente, que aun actúa por instinto.

Una duda de los jóvenes era si los seres humanos podemos reencarnar en cuerpos de animales. Esta es quizá una duda que muchas personas la tienen y de hecho es parte de la creencia de algunas religiones orientales, conocida como la METEMPSICOSIS. Nos enseñan los espíritus que esto no es posible. Una vez el espíritu evoluciona hasta llegar al nivel humano, no vuelve a encarnar en cuerpos de animales. Les conté el caso de los exilados de Capela, y os lo cuento a vosotros también porque en parte creo que explica bastante bien la creencia desarrollada en religiones oriundas de India y Asia en la metempsicosis.

“Algunos millones de espíritus rebeldes existían allá (Capella), en el camino de la evolución general, dificultando la consolidación de las difíciles conquistas de aquellos pueblos llenos de piedad y virtudes. Una acción de piedad y saneamiento general los alejaría de aquella humanidad, que se hiciera merecedora de la concordia perpetua, para la edificación de sus elevados trabajos”.“ En su mayoría, se establecieron en Asia, de donde atravesaron el istmo de Suez hacia el África, en la región del Egipto, encaminándose igualmente hacia la lejana Atlántida, de la que varias regiones de la América guardan vestigios”. “Gran porcentaje de aquellos espíritus rebeldes, con muchas excepciones, solo pudieron volver al país de la luz y de la verdad después de muchos siglos de sufrimientos expiatorios; pero otros infelices y retrógrados, permanecen aun en la Tierra, en los días que corren, contrariando la regla general, en virtud de su elevado pasivo de débitos clamorosos”. “Entre los espíritus exilados en la Tierra, los que construyeron la civilización Egipcia fueron los que más se destacaron en la práctica del bien y en el culto de la Verdad, y los que menos deudas tenían que rescatar. La teoría de la metempsicosis se debe a los recuerdos dolorosos que la encarnación de sus espíritus en los cuerpos terrestres les provocó. La metempsicosis era el fruto de su amarga impresión al respecto del exilio penoso que le fuera infligido en el ambiente terrestre.” “Las organizaciones hindúes son de origen anterior a la propia civilización egipcia. Son igualmente exilados de Capela y de ellos descendieron los pueblos arios, que ocuparon Europa. La capacidad de tolerar y esperar afloró en el sentimiento colectivo de las multitudes, pero el orgullo y la vanidad los separó política y religiosamente en castas. La población aria migró por Europa. Del Irán procedieron casi todas las corrientes de la raza blanca, que representarían los troncos de la familia Indo-europea.” 

A Camino de la Luz, dictado por Emmanuel y psicografiado por Francisco Cándido Xavier

Nuestros jóvenes también empezaron la pintura de un cuadro, - bueno, no a todos les atrajo la actividad. Los que sí se apuntaron pensaron en los talentos que tienen como siendo semillas que deberían plantar y cultivar para que esta encarnación les sea todo lo productiva que puede llegar a ser. La semana que viene volvemos a hablar del tema y mejoraremos nuestros cuadros pintados en acuarela. Los que no hemos querido pintar, tendremos una nueva oportunidad para hacerlo. Es muy importante tener nuevas oportunidades, ¿verdad? Si nuestro padre celestial tiene tanta paciencia con nuestros y nos da cuantas oportunidades necesitamos para aprender, ¿cómo la podemos negar a nuestros jóvenes compañeros de caminada?

Disfrutad de lo que queda de domingo, familia, y una semana llena de amor y crecimiento para todos.
Cariños de la hermana menor,
Janaina

viernes, 14 de octubre de 2011

La educación espírita

Hola familia,

Mañana tenemos conferencia, La educación espírita, de la mano de nuestra querida monitora Andrea Campos, que se estrena como conferenciante. Le mandamos mucha energía positiva, pidiendo a Nuestro Maestro que le inspire en su labor.

Será una tarde para aprender, crecer y renovar propósitos. Por esto hemos venido, para educar nuestros corazones.

Os esperamos con mucha ilusión.

Cariños de la hermana menor,

Janaina

"Por la educación, mejor que por
la instrucción, lograremos transformar
a la humanidad".
                              Allan Kardec - Obras Póstumas

domingo, 9 de octubre de 2011

Entre patatas y calabazas

Querida familia, 

en la crónica de hoy os contaré un poco de lo que sucedió el sábado en el Cottolengo del Padre Alegre.

Tenemos en CEADS un pequeño grupo que visita este hospital de luz y regeneración los sábados por la mañana. Como de costumbre, nos encontramos en la puerta del Cottolengo a las 10:30, hicimos una pequeña oración y entramos a ver cómo podíamos ser útiles. Nos pusimos las batas blancas que caracterizan a los voluntarios que la casa recibe cotidianamente y pasamos a la cocina. Como vamos cada sábado, la hermana ya tenía preparado el trabajo que nos tocaba hacer. El sábado éramos cuatro compañeros y nos repartimos entre pelar las patatas y las calabazas. Y como siempre, empezamos a charlar mientras trabajábamos.

Las charlas que solemos tener mientras trabajamos en el Cottolengo son alegres e instructivas, pero esta me ha gustado tanto que he tenido la necesidad de compartirla con la familia CEADS. No sé exactamente cómo llegamos a este punto de la conversación pero Silver comentó que es muy cuestionador, que está siempre pensando en las cosas, dándole mil vueltas a todo… Y en este momento, Nelson dijo:

- ¿Pues sabes qué? El sábado pasado me quedé con una duda. Estudiamos el pasaje del evangelio en el que Jesús dice “Habéis oído lo que se os ha dicho, ‘Ojo por ojo diente por diente’, pero yo os digo: no resistáis al que es malo.” En la reunión se dijo que el ojo-por-ojo-diente-por-diente era parte de la ley mosaica, lo que la convertiría en parte de la primera revelación. Pero yo me quedé con la duda si realmente esta ley era parte de la ley de Dios o de los hombres, es decir, no sé si la ley de amor de Jesús venía a sustituir la ley de talión por otra (la de amor) o si más bien estaba corrigiendo la comprensión de los hombres de una ley divina.

No os penséis que fue fácil entender la duda de Nelson. Pelamos muchas patatas y calabazas hasta profundizar en qué era exactamente lo que nos estaba planteando. Es una duda realmente interesante en dos aspectos fundamentales:

1) Habría que confirmar si el “ojo por ojo”, o ley de talión, realmente era parte de las enseñanzas espirituales de hace dos mil años. Por lo que sabíamos, existía en la época de Jesús, exactamente como hoy, la ley social (que solemos llamar humana) y los escritos considerados sagrados, de inspiración espiritual y dedicados a la educación de los espíritus (que se puede decir la ley Divina).  La duda de Nelson era: ¿el ojo-por-ojo era parte de las enseñanzas espirituales o era simplemente una regla social o jurídica?

2) Si la segunda revelación, que trae el propio Jesús en persona, viene a confirmar la primera, que es la ley mosaica, ¿cómo entender que la ley de amor y perdón de las ofensas confirme la ley de talión? ¿No son totalmente opuestas estas dos leyes?

Vayamos por partes. Antes de entrar en lo que es la investigación que he hecho para contestar a estas dos preguntas, resumo un poco de la discusión que tuvimos sin más recursos que el Google mental, como dijo Silver, mientras seguíamos pelando y pelando patatas y calabazas. Primero hay que entender que solemos pensar en la Ley de talión como una ley que justifica la venganza, pero en realidad es una ley que, como todas las demás, se creó para mantener la paz y el orden social. Como somos tan egoístas, solo vemos en el enunciado “ojo por ojo, diente por diente” la posibilidad de infligir a los demás el daño que nos hagan de forma legal, pero no es así como hay que tomar este enunciado en primera instancia. En primer lugar, la ley nos está diciendo: no mates, no robes, no hagas daños a los demás, para que no se te pueda hacer el mismo daño a ti. Se trata por tanto de darle la vuelta a la totilla. No debemos pensar en esta ley como una aval a la venganza, sino como un freno a la práctica del crimen. Pensad por un instante en los muchos que no perpetraron sus crímenes precisamente porque, en el caso de que lo hicieran, serían punidos con la ley de talión. Su objetivo por tanto, no era justificar la venganza, sino impedir que personas mal intencionadas pusieran en la práctica sus planes perversos por miedo a la represión que podrían sufrir en el caso de que lo hicieran. Obviamente, cada periodo histórico y cultural tiene las leyes que caracterizan su nivel evolutivo y la ley de talión plasma el momento vivido por la humanidad de hace dos mil años. Tampoco es que nos podamos vanagloriar de estar mucho más adelantados actualmente, si pensamos que muchas personas solo hacen lo que es correcto si existen leyes que les obliguen a hacerlo.

También fue el Google mental que nos llevó a cuestionar la diferencia entre leyes humanas y divinas… ya que los textos que solemos identificar como “sagrados”, se escriben por espíritus encarnados más o menos elevados, a través de la inspiración de espíritus desencarnados, igualmente más o menos elevados moralmente. Incluso lo mismo se podría decir de las leyes, una vez que consideramos la influencia de los espíritus sobre el mundo material. Los espíritas sabemos que a menudo son los espíritus los que nos dirigen las acciones y la elaboración de los códigos penales de la sociedad no sería una excepción.

Dicho esto, pasamos a la repuesta a las dudas específicas de Nelsinho:

1) ¡Sí! La ley del “ojo por ojo, diente por diente” aparece en la enseñanza divina del pueblo de Israel, es decir, en lo que los Judíos llaman la Torah y los cristianos llaman Pentateuco o ley escrita de Moisés, que se refiere al texto de los cinco primeros libros de la Biblia: Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio. El término ley del talión (latín: lex talionis) se refiere a un principio jurídico de justicia retributiva en el que la norma imponía un castigo que se identificaba con el crimen cometido. El término "talión" deriva de la palabra latina "talis" o "tale" que significa idéntica o semejante, de modo que no se refiere a una pena equivalente sino a una pena idéntica. La expresión más conocida de la ley del talión es "ojo por ojo, diente por diente" aparecida en el Éxodo veterotestamentario. Podéis leer el texto completo del libro del Éxodo, cap. XXI

2) La ley de amor y perdón de las ofensas que nos trae Jesús viene a confirmar, ampliar y profundizar el sentido de la ley mosaica en general y la de talión en particular. Según el historiador Cesar Vidal, en el libro Jesús, el judío, “Jesús era una maestro que enseñaba una halajah muy específica basada en una interpretación peculiar aun que medularmente judía de la Torah. Sin embargo, su originalidad iba más allá y así quedaba de manifiesto al colocar en el centro de su enseñanza un nuevo concepto que no había sido contemplado hasta entonces por ninguna enseñanza moral. Si algunos de los filósofos chinos o rabinos como Hillel babían insistido en que no se hiciera a los demás lo que se deseaba para uno; si la Torah mosaica ordenaba amar al prójimo, entendiendo como tal a los correligionarios de Israel, pero no a los gentiles, Jesús hizo ahora extensivo ese amor incluso a los enemigos y fundamentó el peculiar precepto en el propio carácter de Dios, un Dios que revelaba como Padre de aquellos que decidían entrar en el reino de Dios (pp. 83).” “A fin de cuentas, apreciar a aquellos que nos hacen bien o que forman parte de la propia familia es un tipo de comportamiento que no implica nada extraordinario. Se podía – se puede – encontrar incluso entre los paganos. De sus discípulos Jesús esperaba por el contrario que cumplieran en el sentido más pleno la vocación de Israel contenida en la Torah, el ser perfecto como lo era Dios (Deuteronimo, 18, 13), diferenciándose así de los pueblos paganos sobre los que YHVH se había sido obligado a descargar Su Juicio.” (85). Yo entiendo de todo esto que Jesús amplía el sentido de la ley de talión: no el literal, sino su intención de controlar los impulsos criminales en la sociedad. Según la ley de amor que traia Jesús, el hombre no debía privarse de robar por miedo a que se le cortara la mano, o matar por miedo a se le pudieran matar. A partir de Jesús, el hombre debería seguir controlando sus impulsos inferiores y sus instintos criminarles, pero inspirado por el amor incondicional a todos sus hermanos.

Bueno, familia, esto es todo por hoy. Bastante para pensar, ¿verdad? ¡Cómo va bien pelar patatas y calabazas! Jeje!!! Os dejo fotos de los voluntarios CEADS del Cottolengo. Si te apetece acompañarnos en esta hermosa actividad, puedes hablar conmigo los sábados, escribirme (minelliufmg@yahoo.com) o venir directamente los sábados al Cottolengo a las 10:30 (bus 24, parada Parque Guell).

Cariños de la hermana menor,

Janaina

viernes, 7 de octubre de 2011

Paz es nombre de mujer


La presidenta liberiana, Ellen Johnson-Sirleaf, y su compatriota Leymah Gbowee, quien movilizó a las mujeres de su país contra la guerra civil, ganaron hoy viernes el premio Nobel de la Paz, junto con la activista yemení Tawakkul Karman.


Mujeres unidas en la defensa de los derechos humanos, allí donde más se les inflige. Unámonos a ellas en la lucha por el respeto al ser humano.

jueves, 6 de octubre de 2011

ALLAN KARDEC: EL PROFESOR Y EL CODIFICADOR

 Hola familia,

nuestro querido monitor Rafa nos envía el texto de estudio de sábado. Minetras los adultos conocen al codificador de la doctrina espírita, con los peques buscaremos pruebas de la existencia de Dios. ¡Qué Dios nos ayude! =)

Cariños de la hermana menor,

Janaina

(...)

ALLAN KARDEC: EL PROFESOR Y EL CODIFICADOR. EL METODO ADOPTADO


En la ciudad de Lyon, en la calle Sala 76, nació el día 3 de octubre de 1804, aquél que llegaría a ser célebre con el seudónimo de Allan Kardec, de tradicional familia francesa de magistrados y profesores, hijo de Jean Baptiste Antoine Rivail y de Jeanne Louise Duhamel.

Bautizado por el sacerdote Barthe el 15 de junio de 1805, en la iglesia de Saint Denis de la Croix-Rousse, recibió el nombre de Hyppolyte Léon Denizard Rivail. 

Hizo sus primeros estudios en Lyon, partiendo después hacia Yverdon Suiza, a fin de estudiar en el Instituto del célebre profesor Pestalozzi. El instituto de ese distinguido maestro era uno de los más famosos y respetados en toda Europa, conceptuado como escuela modelo, por donde pasaron sabios y escritores del viejo Continente. Desde temprano Hyppolyte se transformó en uno de los más eminentes discípulos de Pestalozzi, un colaborador inteligente y aplicado, que más tarde ejercería gran influencia en la enseñanza francesa.

La Revista Espírita de mayo de 1869 declara que estando dotado de notable inteligencia y atraído por su vocación, desde los 14 años enseñaba todo lo que aprendía a los condiscípulos menos adelantados.

Concluidos sus estudios en Yverdon regresó a París, donde alcanzó notoriedad como Maestro, no sólo en letras sino también en ciencias, distinguiéndose como notable pedagogo y divulgador del Método Pestalozziano. Conocía algunas lenguas, como italiano, alemán, etc. Fue miembro de varias sociedades científicas.

En el mundo literario de París se encuentra con la profesora Amelie Gabrielle Boudet, culta, inteligente, autora de libros didácticos y el profesor Hyppolyte Léon contrae matrimonio con ella, conquistando así una valiosa colaboradora para su futura actuación como misionero.

Como pedagogo, en el primer periodo de su vida, Rivail publica numerosos libros didácticos. Presenta, en esa misma época, planes y métodos referentes a la reforma de la enseñanza francesa. Entre las obras publicadas se destacan: Curso Teórico y Práctico de Aritmética, Gramática Francesa Clásica, Catecismo Gramatical de la Lengua Francesa, además de programas de los cursos usuales de Física, Química, Astronomía y Fisiología.

Al término de esta prolongada actividad y experiencia pedagógica, el profesor Hyppolyte estaba preparado para otra tarea, la codificación del Espiritismo.

Comienza entonces la misión de Allan Kardec cuando, en 1854, por primera vez oyó hablar de las mesas giratorias a su amigo, el Sr. Fortier, un calificado investigador del magnetismo. Al principio, a pesar de sus conocimientos sobre magnetismo, Kardec se mostró escéptico, pero no intransigente, debido a su posición de libre pensador, de hombre austero, sincero y observador. Exigiendo pruebas se inclinó a la observación más profunda de los ruidosos hechos divulgados ampliamente por la prensa francesa.

Al asistir a los difundidos fenómenos, en la casa de la señora Roger, médium sonámbula, después en la casa de la señora Plainemaison y finalmente en la casa de la familia Baudin, recibe muchos mensajes a través de la mediumnidad de las jóvenes Caroline y Julie. Por último arriba a la conclusión de que eran efectivamente manifestaciones inteligentes producidas por los Espíritus de los hombres que habían dejado la Tierra.

Más tarde, al recibir de los señores Carlotti, René Taillandier, Tiedeman-Manthese, de los Sardou, padre e hijo, y de Didier, el editor, «...cincuenta cuadernos de comunicaciones diversas...», Kardec se dedica a aquella ciclópea y desafiante tarea de la Codificación Espírita y elabora las obras básicas en función de las enseñanzas proporcionadas por los Espíritus, siendo la primera de ellas «El Libro de los Espíritus», publicada el 18 de abril de 1857 y considerada como punto inicial de la codificación del Espiritismo.

Cuando explica su convicción argumenta que su creencia se apoya en el razonamiento y en los hechos. Es su modalidad examinar, antes de negar o afirmar a priori acerca de algún tema. «...Por lo tanto, en la condición de estudioso racionalista, emancipado del misticismo, se puso a examinar los hechos relacionados con las «mesas giratorias»: «habiendo adquirido, en el estudio de las ciencias exactas, el hábito de las cosas positivas, exploré, registré cuidadosamente esta nueva ciencia (el Espiritismo) en sus más íntimos dobleces; busqué explicación para todo, porque no acostumbro aceptar ninguna idea sin conocer el cómo y el por qué...»

El 1 de abril de 1858 Kardec fundó la primera sociedad espírita, con el nombre de «Societé Parisienne des Etudes Spirites» y en ese mismo año comienza a editar la Revista Espírita, primer órgano espírita de Europa. El día 15 de enero de 1861 lanza a la venta «El Libro de los Médiums» y después, sucesivamente, «El Evangelio según el Espiritismo», «El Cielo y el Infierno» y «La Génesis».

El 30 de abril de 1856 recibe la primera revelación de su misión, a través de la médium Japhet, misión que fue confirmada el 12 de junio de 1856 por la médium Aline y finalmente, el 12 de abril de 1860, en la casa del Sr. Dehau, por el médium Crozet. Kardec afirma en sus escritos que en esa laboriosa tarea empleó toda la solicitud y dedicación de que era capaz.

En la Revista Espírita de mayo de 1869, se lee: «...Trabajador infatigable, siempre el primero en ocupar su puesto y el último para abandonarlo. Allan Kardec se desprendió del envoltorio carnal el 31 de marzo de 1869...». «En él, como en todas las almas fuertemente templadas, la lámina gastó la vaina...» Estaba ejemplarmente cumplida la misión del exponente máximo de la Tercera Revelación, abriendo camino al Espiritismo... la gran voz del Consolador Prometido al mundo por la misericordia de Jesús».

En lo referente al método, Kardec adopta el intuitivo-racionalista de Pestalozzi, como proceso didáctico sustentado por el fundador del Instituto de Yverdon, no obstante considerar el valor del análisis experimental. Bajo tales lineamientos cultiva el espíritu natural de la observación, pregonando el uso del raciocinio para descubrir la verdad. Desecha sin embargo, la actitud mecánica para que el aprendiz busque siempre el sentido y la finalidad de todo. Sustenta la necesidad de proceder de lo simple a lo complejo, de lo particular a lo general. 

Recomienda la utilización de una memoria racional, haciendo uso de la razón para retener las ideas, de manera de evitar el proceso de la repetición mecánica de las palabras. Busca despertar con el estudio la curiosidad del observador, con el propósito de estimular la atención y la percepción.

El fondo contenido en la enseñanza básica es siempre intuitivo, al que Kardec considera «...como el fundamento general de nuestros conocimientos y el medio más adecuado para desarrollar las fuerzas del espíritu humano, de la manera más natural...». Kardec entendía que «... todo buen método debía partir del conocimiento de los hechos adquirido mediante la observación, la experiencia, la analogía, para extraer de allí, por inducción, los resultados y arribar a enunciados generales que pudieran servir como base de razonamiento, disponiendo de tales elementos con orden sin intervalos, armoniosamente...».

Por el eficiente y racional método de su dialéctica, Kardec fue considerado por Camille Flammarion como «el buen sentido encarnado.».

Concluyendo, la brillante misión del maestro de Lyon, ejercida con tanto estoicismo y devoción fortalece, desde ahora, nuestra certeza de su resonante victoria.