domingo, 29 de marzo de 2015

Asamblea CEADS 2015

¡Hola familia!

Ayer en CEADS con mucha ilusión celebramos nuestra asamblea ordinaria anual. En esta ocasión se presentaron y se aclararon dudas sobre las cuentas del ejercicio 2013-2014, y se hizo además la previsión de gastos para el 2015. El ejercicio de transparencia es muy importante en un centro espírita. Cada semana, pasan alrededor de 80 personas por nuestro centro: unas 20 personas los lunes, otras 20 los jueves, unas 15 los viernes y unas 35 más los sábados. De éstas, aproximadamente 30 son trabajadores: pasistas, monitores, trabajadores de los Departamentos de Divulgación, Asistencia Espiritual, Administración, Estudios Doctrinarios y Asistencia Social. Todas éstas personas mantienen CEADS vivo, pero son nuestros 19 socios los que hacen nuestra familia materialmente posible. Ellos son los que, además de asistir a las reuniones y colaborar en diferentes actividades, sufragan los gastos de alquiler, agua, luz, teléfono, materiales, tasas de la asociación, del banco y de la Federación Espírita Española. Estas 19 personas, de forma anónima e desinteresada, permiten que tengamos un local y podamos realizar todas las actividades de nuestro centro. Bajo ninguna hipótesis nadie jamás puede tener la sensación de que ha de pagar por asistir al centro o para participar en nuestras actividades. Esto sólo es posible porque nuestros socios siguen apoyando y creyendo en el proyecto de CEADS, y porque los trabajadores del Departamento de Administración realizan actividades como el cátering y el Mercado Solidario, que actualmente complementan el déficit que tenemos entre los gastos y los ingresos. ¡CEADS somos todos! ¡Todos hacemos CEADS posible!

Este sábado también se presentó la candidatura de la nueva Junta, que según nuestros estatutos, debe renovarse cada dos años. La nueva junta está compuesta de los compañeros a continuación:
Presidente: Janaina de Oliveira 
Vicepresidente: Alfredo Tabueña 
Tesorera: Dolors López 
Secretaria: Andrea Campos 
Vocales: Marcello Pagnotta, Arnaldo da Silva y Andrea Firenze
Se aprobó por unanimidad que estos compañeros se dediquen a la importante labor de coordinar nuestro centro. Hecho lo anterior, cada responsable de departamento presentó las actividades realizadas durante el pasado año. Es bonito hacer el ejercicio de retrospectiva y volver la mirada sobre todo lo realizado, diseñando planes para el futuro. Os dejo el vídeo que vimos al final de la asamblea, dejándonos a todos emocionados y felices por participar en CEADS.


Cariños de la hermana menor

lunes, 23 de marzo de 2015

Actividades de la semana

Miércoles 25/03 - 20:30 - 22:00
Reunión para estudio del material producido por la Comisión de Formación de la Federación Espírita Española sobre el Departamento de Asistencia Social y Promoción Humana. Toda la familia CEADS queda invitada. Están convocados a esta reunión todos los colaboradores del Departamento de Asistencia Social de CEADS que participan en las actividades de la centra básica, prevención del suicidio, seminarios de promoción humana y Amig@ CEADS.

Jueves 26/03 - 20:30 - 22:00
Reunión habitual del GELE, actualmente leyendo el libro Volví del Hermno Jacobo, psicografiado por Chico Xavier.

Sábado 28/03 - 15:30 - 17:00
Seminario de Promoción Humana: Cómo afrontar la entrevista de trabajo. Es imprescindible 1) hacer la inscripción a través del mail socialceads@gmail.com y 2) haber pasado con anterioridad por el servicio de orientación profesional de Barcelona Activa.
Horario:

De lunes a jueves de 9:00 a 13:30 y de 15:30 a 18:00 horas.
Viernes de 9:00 a 12:00 horas.
Para marcar un orden de consultas se distribuyen números por orden de llegada, que se empezarán a entregar 15 minutos antes de iniciar el servicio de asesoramiento.
La cantidad de números se establece en función de los / las técnicos / as disponibles. Según la demanda, existe la posibilidad de que los números se agoten antes de finalizar el horario de asesoramiento.”
MÁS INFORMACIÓN en su página web
c. Llacuna, 162-64, 08018 Barcelona
Posa't en contacte amb nosaltres a través del: 
93 401 98 99
Sábado 28/03 - 17:30 - 19:00
Asamblea ordinaria CEADS - Abierta a socios y no socios
Se elegirá la nueva junta directiva de CEADS, se presentarán las cuentas del ejercicio 2013-2014 y se presentarán las actividades realizadas en los distintos departamentos de nuestro centro.


¡Participa! ¡Hazte socio!

miércoles, 18 de marzo de 2015

Sábado de conferencia

Hola familia, 

el sábado que viene toca conferencia. Os adelanto que no habrá resumen esta semana. La hermana menor estará fuera y Andrea Campos también. Pero... ¡Sorpresa! Vamos a intentar grabar la conferencia. La semana próxima compartiremos el vídeo y Andrea, yo y todos los que no podamos estar en CEADS el sábado podremos disfrutar del trabajo de Andrea Firenze.

Cariños de la hermana menor 

El periespíritu y su función 
a cargo de Andrea Firenze


Entrada libre y gratuita

Noticias del Departamento de Asistencia Social

Mañana, jueves 19/03, a las 20:30
El Amig@ CEADS te invita a venir al espectáculo Las Brujas, en la Casa Elizalde (C/ València, 302). La entrada es gratuita, pero el aforo es limitado. Es necesario llamar al número 93 4880590 el mismo día del espectáculo para reservar entradas y pasarlas a recoger con por lo menos 15 minutos de antelación. No se admite la entrada una vez iniciada la función.

Sábado, 28/03, de 15:30 a las 17:00
Seminario de Promoción Humana: Claves para afrontar la entrevista de trabajo. Inscripciones a través del email socialceads@gmail.com. La participación en el seminario está condicionada a que, anteriormente, el participante haya ido al servicio de Orientación Profesional de Barcelona Activa.
“Porta22, el centro para el desarrollo profesional de Barcelona Activa, pone a tu disposición un equipo de profesionales de la orientación que te ayudará resolver tus dudas y definir tu objetivo profesional. 
Tienes que elegir tus estudios? Estás buscando trabajo? Quieres orientar tu carrera profesional? Si quieres reconducir tu carrera profesional de acuerdo con la realidad del mercado de trabajo, el equipo técnico de Barcelona Activa te ayudará a planificar tu plan de acción y te recomendará aquellos recursos y servicios complementarios disponibles en la ciudad. 
Horario:
De lunes a jueves de 9:00 a 13:30 y de 15:30 a 18:00 horas.
Viernes de 9:00 a 12:00 horas.
Para marcar un orden de consultas se distribuyen números por orden de llegada, que se empezarán a entregar 15 minutos antes de iniciar el servicio de asesoramiento. 
La cantidad de números se establece en función de los / las técnicos / as disponibles. Según la demanda, existe la posibilidad de que los números se agoten antes de finalizar el horario de asesoramiento.”
MÁS INFORMACIÓN: Web de Barcelona Activa
c. Llacuna, 162-64, 08018 Barcelona
Posa't en contacte amb nosaltres a través del: 
93 401 98 99
Viernes 24/04, de 9:30 a las 12:00
Seminario de Promoción Humana: Taller ofrecido por Barcelona Activa específicamente a los miembros de CEADS. Actualmente se están recogiendo entre los posibles asistentes al seminario, el tema de mayor interés.
  • Barcelona Trebajo: recursos para la búsqueda de empleo  
  • Orientación: de qué puedes trebajar? 
  • Valores del trebajo
  • Competencies Clave 
  • ¿Buscas trabajo? ¡Deja que te encuentren! 
  • Carta y currículum: tus herramientas de presentación
  • Prepárate la entrevista de trabajo
  • La entrevista de trabajo: entrenamiento 
  • Canales de búsqueda y alta en portales
Inscripciones a través del email socialceads@gmail.com. Por favor, especificar tema de interés, disponibilidad para el día 24/04 de 9:30 a als 12:00 y NIF, NIE o pasaporte). La participación en el seminario está condicionada a que, anteriormente, el participante haya ido al servicio de Orientación Profesional de Barcelona Activa.

domingo, 15 de marzo de 2015

Cualidades de los fluidos

Hola familia,

ayer en CEADS nos dedicamos al Estudio Sistematizado de la Doctrina Espírita. El tema de la clase fue “Cualidades de los fluidos”. Se notaba que nuestro monitor Andrea disfrutaba de ayudarnos a conocer el asunto. De hecho lo confesó, es su favorito. Yutta y los demás no lo encontramos nada sencillo, pero todos reconocemos que es extremadamente interesante. Esta pareja de monitores se complementa a perfección.

Para introducir el tema debemos comprender algo dos cosas: 
  • En primer lugar, en el universo existen dos cosas: espíritu y materia. No nos referimos a energía y materia, puesto que éstos son en el fondo lo mismo. La energía es un estado más sutil de la materia; la materia es un estado más denso de la energía. Así, volvemos a repetir para que quede claro: en el universo hay dos cosas: espíritu y materia. Los espíritus somos nosotros, los seres infinitos, criaturas del creador, que es eterno. Evolucionamos de la ignorancia hacia la perfección, desarrollando todas las capacidades que en potencia tenemos desde el momento de nuestra creación. La materia es todo lo demás y ocupa todo el espacio.
  • En segundo lugar, nos explican los espíritus que la materia primitiva, antes de que sufra cualquier naturaleza de alteración, es el fluido cósmico universal. De forma poética lo podríamos llamar el aliento de Dios o el pensamiento de Dios. Cuando es modificado, el fluido cósmico se transforma en los diferentes estados y tipos de materia conocidos y por conocer por los seres humanos. Ahora comprendamos que el vacío absoluto no existe. Estamos todos sumergidos el el fluido cósmico universal, que ocupa todo el espacio infinito.


Con estas informaciones ya podemos comprender la clase de ayer, que nos sitúa como co-creadores del universo. Cuando pensamos, emanamos ondas mentales. Éstas actúan sobre el ambiente alrededor nuestro, transformándolo según la naturaleza e intensidad de nuestros pensamientos. Lo mismo sucede con los desencarnados, que pueden rodear a los encarnados con la calidad de los fluidos que sus pensamientos producen. 
“La acción de los espíritus sobre los fluidos espirituales produce consecuencias de importancia directa y capital en los encarnados. Siendo que esos fluidos son el vehículo del pensamiento y que éste puede modificar sus propiedades, es evidente que deben encontrarse impregnados de las cualidades buenas o malas de los pensamientos que los ponen en vibración, modificados por la pureza o impureza de los sentimientos. Los malos pensamientos corrompen a los fluidos espirituales, como los miasmas deletéreos corrompen el aire. 

Los fluidos que rodean o proyectan los malos espíritus son viciados, mientras que aquellos que irradian los buenos espíritus son tan puros como corresponde al grado de perfección moral que ellos posean. Sería imposible enumerar o clasificar a los buenos o a los malos fluidos o especificar sus cualidades respectivas, visto que su diversidad es tan grande como son variados los pensamientos. Los fluidos poseen las cualidades que adquieren en el medio en que se elaboran. Según las circunstancias esas cualidades son temporarias o permanentes."
En definitiva, hay que buscar la elevación de principios, pensamientos y actitudes para producir fluidos de naturaleza superior alrededor nuestro, de nuestro ambiente familiar y profesional. Los buenos pensamientos no solo sanean nuestro hogar, si no que los transforman en puertos de luz donde ancoran todo tipo de colaboradores del bien, dedicados al socorro y esclarecimiento de los hombres.


La semana que viene Andrea Firense nos brindará con una conferencia en la que profundizará en todos estos temas. ¡Qué bella doctrina nos invita al análisis de temas tan profundos, a la vez que nos invita a la renovación moral¡

Hagamos caso a la orientación del espíritu de Verdad, que nos dice, “amos e intruíos”. sea nuestra Doctrina un sendero de luz para que podamos crear ambientes más llenos de amor y fraternidad en todas partes por donde pasemos.


Cariños de la hermana menor

domingo, 8 de marzo de 2015

Por los frutos se conoce el árbol

Hola familia,

ayer en CEADS nos dedicamos al Estudio Sistematizado del Evangelio según el Espiritismo. El tema tratado fue “Por los frutos se conoce el árbol”. En clima se fraternidad y sencillez, tuvimos la oportunidad una vez más de profundizar en las enseñanzas Críticas a la luz del espiritismo.

Almendro
Empezamos debatiendo cuál sería el entendimiento moral que nos revela la expresión: por sus frutos se conoce el árbol.  El árbol simboliza a todos nosotros; los frutos son nuestros actos, nuestras obras. Así, la cualidad de nuestra acción revela el grado de nuestro adelantamiento moral, caracterizando a los cristianos que somos. Podemos decir muchas cosas, utilizar palabras bonitas que conmueven a los demás, pero sin actos de sincera humildad, las palabras quedan huevas, vacías de sentido.

Se reconocen los verdaderos cristianos por sus actos. No son las bellas palabras ni las
promesas ostensivas las que caracterizan a las personas de bien, pero sí, sus obras a favor
del bien común, sustentadas por valores exclusivamente morales.

Ciruelo
Pero, ¿es la palabra es un atributo importante en el ser humano?
Evidentemente que sí. El lenguaje verbal nos define como seres humanos, nos diferencia de otros seres que todavía no tienen sistemas de comunicación y registro tan complejos como el nuestro. Es importante no perder de vista, sin embargo, que la palabra retrata nuestro corazón. Una palabra puede generar un acto de fraternidad, cuando es empleada para el bien, envolviendo una conversación sana y edificante. Pero, también puede, cuando es mal empleada, conducir a la destrucción.
“La boca habla de lo que está lleno el corazón”.
Los espíritus nos enseñan cómo debemos proceder para identificar a los verdaderos cristianos.  Nos dicen que los podemos reconocer examinando sus obras (sus frutos). Si poseen, en el más alto grado, las virtudes cristianas y eternas: la caridad, el amor, la indulgencia, la bondad que concilia corazones y si, en apoyo a las palabras, presentan actos.

Los evangelistas nos hablan de la advertencia de Jesús sobre falsos profetas:
“Se levantarán muchos falsos profetas que seducirán a muchas personas… Pero, aquél que persevere hasta el fin se salvará.”
¿Quién serían estos falsos profetas? Son así caracterizados los hombres que, poseyendo ciertos conocimientos, abusan de ese saber, en provecho de sus ambiciones, de sus intereses y de su ansiedad de dominación, aprovechándose de la buena fe de ciertas personas que creen que ellos son misioneros divinos.

Manzano
Para defendernos de los falsos profetas debemos estar atentos y actuar con sentido común. Jesús nos invita a ser críticos y analizar las situaciones y las personas, así como las doctrinas, por nosotros mismos. Vemos ahí el germen de la fe razonada a la que nos invita el espiritismo. A los falsos profesas los podemos identificar a través de sus actos y sus palabras, teniendo siempre, por cierto, que el verdadero profeta se caracteriza por sus valores exclusivamente morales. Es más, el verdadero profeta no se reconoce a sí mismo. En otras palabras, no se auto-proclama profeta de forma orgullosa, si no que, con gestos de humildad, da ejemplos irrefutables de elevación moral.

Melocotoneros
Sean las enseñanzas de los espíritus luz proyectada sobre todos nosotros, invitando a la fe razonada y al trabajo en el bien. Seamos buenos árboles para que los frutos sean dignos del Maestro que nos confía la urgente tarea de reerguimiento de nuestra propia conciencia ante la inmortalidad.


Cariños de la hermana menor 

miércoles, 4 de marzo de 2015

Pensamiento, base de la vida

Hola familia,

el día 19 de febrero tuvimos en CEADS nueva oportunidad de disfrutar de una charla de nuestro amigo Andrei Moreira. La palabra esclarecedora del conferenciante deja siempre un dulce recuerdo. La charla de Andrei se titulaba "La acción del pensamiento en la salud y en la enfermedad" y, como de costumbre, inspiró a todos cuantos hemos tenido la oportunidad de escucharle.

Para introducir el tema de la charla, Andrei nos invitó a pensar en un símil propuesto por Emmanuel: así como la araña vive en el centro de la telaraña que ella misma ha creado, también el hombre habita la red de sus propios pensamientos. La imagen es reveladora. Somos creadores de la psicosfera en la que vivimos. Creamos con cada pensamiento y emoción experimentada, situaciones de armonía o desarmonía a nuestro alrededor. La responsabilidad, por tanto, nos explicó Andrei, por todo cuanto nos sucede, es nuestra.

Es común que alimentemos la fantasía del rol de víctimas. Cuando suceden situaciones dolorosas, como enfermedades, dificultades emocionales o económicas, todo cuanto no deseamos en fin, es posible que identifiquemos responsables exteriores por lo que vivimos. Decimos que la culpa es del gobierno; que alguien nos ha decepcionado, traicionado o herido; a veces nos revelamos contra Dios y cuestionamos su gestión de la vida. Sin embargo, la consciencia lúcida debe comprender que no somos resultado de lo que nos llega, si no del uso que hacemos el libre albedrío.


El sentimiento de víctima es siempre una interpretación equivocada. Incluso cuando existe un “claro” verdugo, alguien que nos hace daño deliberadamente, a la luz de la reencarnación comprendemos que víctimas y verdugos que alternamos en un juego de poder. Es necesario interrumpir el ciclo de sufrimiento, que produce psicosferas tan infectadas y enfermizas, a través del perdón. Éste sólo es posible cuando abandonamos los roles de víctima y verdugo para ver al otro como compañero de infortunio. Hay que aprender a contemplar al otro des de lo más profundo de nuestra humanidad, ver su propia humanidad y sencillamente decir “Lo lamento”. Andrei nos enseñó algo muy útil. Nos dijo que perdonar no implica permanecer junto a la persona que nos hace daño. Muchas veces es necesario separarse y otras sencillamente es el momento: si ya hemos aprendido de ésta relación lo que necesitábamos, des de la consciencia profunda y presente, podemos decir, “Hasta aquí caminé contigo; ahora sigo sólo” . Siempre es posible hacerlo des del perdón de las ofensas. Muchas veces nos sentimos tan heridos que no nos vemos capaces de “amar al enemigo”, como nos propuso el Maestro, pero en estos casos, nos recomienda Andrei, podemos orar al Maestro pidiéndole que le ame por nosotros. “Señor, yo no soy capaz de amar a esta persona; ámale tu en mi lugar, tu que eres capaz de amarnos a todos”.

¿Pero qué decir sobre las enfermedades? En realidad, la lógica es la misma. Mientras escuchaba a Andrei incluso llegué a pensar que algunas relaciones  sentimentales son como verdaderas enfermedades. Porque de hecho, lo que está mal sano es la forma de vivir la situación, sea una dolencia, sea una relación de pareja o una relación familiar. Cuando uno está gravemente enfermo puede pensar que es la víctima, que el cancer, por poner un ejemplo, es el verdugo. Uno puede incluso llegar a pensar que Dios es el verdugo. En realidad, la ley de causa y efecto nos aclara que todas las situaciones de nuestra vida han sido atraídas a ella por nosotros mismos: por los pensamientos y emociones que proyectamos en el fluido cósmico universal a cada momento. Si somos capaces de mirar a la enfermedad como una compañera, una maestra, tal vez encontremos el camino para aprender de ella lo que nos ha venido a enseñar. Y si conseguimos transformar nuestras emociones y pensamientos con base a este aprendizaje, podría incluso ser que, des de la conciencia profunda y presente, pudiéramos decir también a la enfermedad: “Hasta aquí caminé contigo; ahora sigo sólo”. La verdadera cura viene de una auténtica transformación de patrones de pensamiento y emociones. 


El pensamiento es la base de la vida. Actúa hacia fuera, produciendo sintonía, y hacia dentro, en nivel sub-atómico, produciendo salud o enfermedad. Las formas mentales no son como “nubes” alrededor nuestro. Tampoco son una manera de decir, una metáfora o una alegoría. Nuestros pensamientos producen formas mentales tan tangibles como intensa sea la emoción que las alimenta. Estas formas mentales están ligadas a nosotros en nivel energético. Así, vemos como la vida se crea en la naturaleza de las asociaciones elaboradas en nuestras mentes. Donde hay pensamiento hay corrientes mentales. Donde hay corrientes mentales hay asociaciones. Toda asociación es influencia y reciprocidad. Nuestros pensamientos transforman el fluido cósmico universal, conformando nuestro aliento mental.


Los científicos ya están descubriendo esta realidad. La epigenética está transformando la visión que los investigadores tenían de la célula. Antes los científicos pensaban que la célula era una especia de monarquía, donde el núcleo y los genes que ahí estaban controlaban unilateralmente todo cuanto sucedía. Actualmente se han dado cuenta de que no es así. La célula es en realidad una especie de democracia. El núcleo y los genes siguen emitiendo órdenes, pero éstas no son siempre obedecidas. Hoy en día se sabe que existen moléculas que activan y desactivan los genes. El ambiente celular es tan importante como la carga genética hereditaria. ¿Qué nos viene a decir todo esto? Pues que no estamos irremediablemente predestinados a enfermedades. Nuestro estilo de vida, incluyendo aquí des de la dieta hasta las emociones que experimentamos cada día, se traducen en nivel físico en respuestas y patrones neuro-endocrinos. No somos víctimas de nuestra genética: el cuerpo es un mensaje del alma.

Jesús curaba a las enfermedades pero, sobretodo, predicaba un cambio de patrones mentales. Su evangelio nos convoca a todos a una transformación hacia mejor de patrones de pensamientos y emociones. Cada actitud que tengamos, nos dice Andrei, es una oportunidad de bucear en la intimidad y preguntarse de forma sincera y humilde, “¿Hacia donde miraba mi amor cuando actué así?”. Es bello pensar que siempre actuamos con amor, porque incluso cuando hacemos daño, ¡cuántas veces tenemos la mejor de las intenciones! Pero es revelador observarse des de fuera, contemplar nuestro amor con perspectiva. Algunas veces puede que sea el egoísmo, la vanidad o el orgullo lo que dirige la mirada. El amor queda miope… y produce emociones que enferman. Si esto sucede, sin juicios, sin condenas, sin traumas paralizantes, habrá que volver a trabajar. Una vez más habrá que permitir que la pedagogía cósmica actúe sobre nuestra alma, hasta que la salud integral se manifieste a través de una mirada compasiva, afable, humilde, en fin, amorosa.

Todo esto y muchas otras cosas nos dijo Andrei. Que nuestro amor pueda contemplar la humanidad del otro sin desviarse ante el sufrimiento, la soledad o la tristeza ajena. Vida, paz y salud a todos.


Cariños de la hermana menor 

domingo, 1 de marzo de 2015

Libertad de elección

Hola familia,

ayer en CEADS nos dedicamos al Estudio Sistematizado de la Doctrina Espírita. El tema de la clase fue “la elección de las pruebas”.

En la pregunta 258 de El Libro de los Espíritus, Kardec quiere saber si antes de reencarnarse, el Espíritu tiene conciencia de lo que le sucederá durante la vida. La respuesta de los espíritus es reveladora:
– El mismo elige el género de pruebas que quiere soportar y en esto consiste su libre albedrío.
Los espíritius que ya se encuentran en condiciones de realizar tales elecciones son los que han alcanzado la lucidez moral e intelectual que les permite planificar sus encarnaciones, cosa que no sucede a todos. Muchos, todavía ignorantes de su propia naturaleza inmortal, sometidos como estamos todos a la ley de causa y efecto, son arrastrados por la ley de evolución hacia el encuentro de las pruebas que les son necesarias en función de cómo han vivido en experiencias encarnatorias anteriores. Otros, sin embargo, de conciencia ya despierta para la realidad espiritual, son capaces de escoger, como les dicen los espíriuts a Kardec, el género de pruebas que deberán experimentar en una próxima encarnación.


¿Qué nos puede decir esto? En primer lugar, hay que hacer un examen de consciencia. ¿Me puedo considerar una persona que ha despertado para valores espirituales superiores? No es necesario que vivamos santamente ni nada por el estilo, basta con interrogar la consciencia para saber si sabemos, aún que únicamente en nivel intelectual, que debemos hacer con los demás lo que esperamos que nos hagan a nosotros; si tenemos esperanza de que sobreviviremos a la muerte física manteniendo nuestra individualidad; si pensamos que todo cuanto uno hace tiene un efecto sobre su vida futura. Si las respuestas son “Sí”, incluso si todavía no somos capaces de pensar, sentir, hablar y vivir al 100% como nos convoca la doctrina espírita, es POSIBLE que hayamos escogido las pruebas que estamos experimentando en la presente encarnación.

Habría que añadir un nuevo matiz. Muchas de las pruebas a las que nos enfrentamos son consecuencia del mal uso del libre albedrío en la presente encarnación. Si llegamos a preguntarnos, “¿Qué habré hecho para tener que vivir esta situación?”, y la respuesta se encuentra en un pasado reciente, uno solamente debe comprender que la ley de causa y efecto es inexorable. Muchas veces nos creamos problemas a nosotros mismos o los hacemos mayores de lo que ya son con la forma como respondemos a las situaciones, con actitudes de la agresividad o de la pasividad. Sin embargo, hay situaciones dolorosas que nos corresponden vivir y que no parecen tener una causa en la vida presente. Si nos suceden a nosotros y sabemos que la ley es perfecta en su ejecución, será que es justo. Si es justo que nos suceda, y su causa no se encuentra en la presente encarnación, la encontraremos en una experiencia encarnatoria pasada. En estos casos, si hay nos sentimos despiertos para valores espirituales de orden superior, es posible que hayamos sido nosotros mismos los que hemos elegido el género de pruebas a experimentar en la presente encarnación. Más vale no revelarse, comprender que esta experiencia tiene una función pedagógica en nuestra trayectoria evolutiva y aprender la lección, para no tener que repetir curso...


Tal vez alguien se pregunte, en función del dolor que le pesa en el alma, qué le podría haber hecho escoger tal género de pruebas… Para reflexionar sobre esta cuestión, prefiero callar y dejar que hable el codificador. Sea su palabra lúcida y ponderada, instructiva, consoladora y firme a la vez, la voz que nos de ánimo para vivir y superar todas las pruebas a las que nos hayamos apuntado en la espiritualidad antes de la presente encarnación.
El hombre en la Tierra y bajo la influencia de las ideas carnales, no ve en sus pruebas sino el aspecto penoso; es por eso que le parece natural elegir las que desde su punto de vista pueden coexistir con los placeres materiales. Pero, en la vida espiritual, compara esos placeres fugitivos y groseros con la felicidad inalterable que entrevé, y entonces ¿qué le importan algunos sufrimientos pasajeros? El Espíritu puede, pues, elegir las pruebas más rudas, y por lo tanto, la existencia más penosa con la esperanza de alcanzar más pronto un mejor estado, como el enfermo escoge con frecuencia, el remedio más desagradable para curarse con mayor rapidez. El que desea unir su nombre al descubrimiento de un país desconocido, no escoge un camino sembrado de flores; sabe los peligros que corre; pero también la gloria que le espera, si tiene buen éxito.  
La doctrina de la libertad en la elección de nuestras existencias y de las pruebas que hemos de soportar deja de parecer extraordinaria si se considera que los Espíritus desprendidos de la materia aprecian las cosas de muy distinto modo que nosotros. Vislumbran el fin, fin mucho más grave para ellos que los placeres fugitivos del mundo. Después de cada existencia, evalúan el paso que dieron y comprenden lo que les falta purificarse aún para alcanzar tal finalidad. He ahí porque se someten voluntariamente a todas las vicisitudes de la vida corporal, pidiendo, ellos mismos, las pruebas que le permitan llegar más pronto. No hay, elección de una existencia más suave. Esta vida exenta de amarguras, no puede gozarla en su estado de imperfección; la entrevé y para conseguirla procura mejorarse.
¿Acaso no se ofrecen todos los días a nuestros ojos ejemplos de semejantes elecciones? ¿Qué hace el hombre que trabaja una parte de su vida, sin tregua ni descanso, para reunir haberes que le garanticen su bienestar, sino imponerse una tarea con la mira de buscar un mejor futuro? El militar que sufre por una misión peligrosa, el viajero que desafía peligros no menores, en interés de la Ciencia o de su fortuna, ¿no se someten a pruebas voluntarias que deben proporcionarles honra y provecho, si logran el éxito? ¿A qué no se somete y expone el hombre por interés o gloria? Todos los certámenes, ¿no son acaso pruebas voluntarias a las que se somete el hombre con tal de ascender en la carrera que eligió? No se llega a una posición social trascendental en las artes, o en la industria sin haber pasado por una serie de posiciones inferiores que son otras tantas pruebas. La vida humana es una copia de la vida espiritual, donde encontramos, aunque en pequeño, las mismas peripecias que en esta. Luego, si en esta vida elegimos las pruebas más duras para lograr un objetivo más elevado, ¿por qué el Espíritu, que ve más lejos que el cuerpo y para el cual la vida del cuerpo no es más que un incidente fugitivo, no escogería una existencia penosa y laboriosa, si debe conducirle a una felicidad eterna? Los que dicen que si los hombres eligen la existencia pedirán ser príncipes o millonarios, son como los miopes que solo ven lo que tocan, o como niños glotones que, al ser preguntados acerca de la profesión que más les gusta, responden: pastelero o confitero. 
Así le ocurre al viajero que se encuentra en medio de un valle obscurecido por la bruma, no ve ni la anchura, ni los extremos del camino, pero llega a la cumbre del monte, descubre lo que ha recorrido y lo que le falta por recorrer, distingue el fin y los obstáculos que todavía le restan por vencer, y puede entonces planear con mayor seguridad los medios de llegar al final. El Espíritu encarnado está como el viajero que se encuentra al pie de la montaña: pero desprendido de los lazos físicos, domina el escenario como el que está en la cima de la montaña. Para el viajero, el objetivo es el descanso después de la fatiga, pero, para el Espíritu, es la felicidad suprema después de las tribulaciones y las pruebas. Todos los Espíritus dicen que en estado errante, buscan, estudian y observan para hacer su elección. ¿No tenemos un ejemplo de este hecho en la vida corporal? ¿No buscamos con frecuencia durante años, la carrera que libremente elegimos, porque la creemos la más apropiada para los objetivos de nuestro camino? Si fracasamos en una, buscamos otra. Cada carrera que abrazamos es una fase, un período de la vida. ¿No empleamos el día en planear lo que haremos al día siguiente? Pues bien, ¿qué son las diferentes existencias para el Espíritu, sino fases, períodos y días de su vida espírita, que, como ya sabemos, es la normal, puesto que la vida corporal no es más que transitoria y pasajera?

Cariños de la hermana menor