miércoles, 30 de junio de 2010

LA AFABILIDAD Y LA DULZURA

Mis queridos compañeros CEADS,

El próximo sábado 03/07, nos dedicaremos al estudio del Evangelio. Nuestra querida Vera nos preparará la clase y el tema ya os adelanto aquí en nuestro blog: del capítulo IX, “La afabilidad y la dulzura”. A mí se me ocurren muchas preguntas… Qué es la dulzura? Cómo hay que ser dulces? Dónde? Cómo educar el espíritu y el corazón para la afabilidad? Cómo distinguir entre la dulzura y la sumisión? Os dejo el texto y mis deseos de una sesión de crecimiento, amor y, claro está, la más genuina dulzura y la más sincera afabilidad.

Un beso a todos.

Hasta el domingo, en el blog =)
(...)
LA AFABILIDAD Y LA DULZURA

La benevolencia para con los semejantes, fruto del amor al prójimo, produce la afabilidad y la dulzura que son su manifestación: Sin embargo, no es preciso fiarse siempre de las apariencias; la educación y las costumbres del mundo pueden dar el barniz de estas cualidades. ¡Cuántos hay cuya fingida bondad sólo es una máscara para el exterior, un hábito cuyo corte calculado disimula las deformidades ocultas! El mundo está lleno de esas personas que tienen la sonrisa en los labios y el veneno en el corazón; que son blandas con tal de que nada les incomode, pero que muerden a la menor contrariedad; cuya lengua dorada, cuando hablan cara a cara, se cambia en dardo envenenado cuando están ausentes.
A esa clase pertenecen también esos hombres que son benignos fuera de casa y que, tiranos domésticos, hacen sufrir a su familia y a sus subordinados el peso de su orgullo y de su despotismo, como queriendo desquitarse de la opresión que se impusieron fuera; no atreviéndose a usar su autoridad ante extraños que los pondrían en su lugar, quieren a lo menos ser temidos por aquellos que no pueden resistirles; su vanidad se alegra de poder decir: “aquí mando yo y soy obedecido”; sin pensar que podrían añadir con mucha más razón: “y soy detestado”. No basta que de los labios gotee leche y miel, pues si el corazón no toma parte en ello, hay hipocresía. Aquél cuya afabilidad y dulzura no son fingidas, no se contradice nunca; es el mismo ante el mundo que en la intimidad; sabe, además, que si engaña a los hombres con las apariencias, no puede engañar a Dios.
(LÁZARO, París, 1861)

domingo, 27 de junio de 2010

Protectores & Protegidos

Queridos compañeros,
Ayer en el CEADS hablamos, tal como os había dicho, del tema de los espíritus protectores. Os presento un breve resumen de lo que hemos leído y hablado, pero siento que no hay palabras suficientemente tiernas en el lenguaje humano para describir la belleza de la unión entre un espíritu protector y su protegido.
Trabajamos inicialmente en parejas - seis al todo -, cada una con una pregunta y un texto distinto. A continuación, cada para componente de las parejas integró un grupo de estudios. En este grupo, todos han expuesto qué se había hablado en su pareja y escuchado qué habían debatido los demás. Las preguntas de estudio fueron las que os presento a continuación:
  • ¿Cuál es la principal diferencia que hay entre ángel de la guarda, Espíritus familiares, simpáticos y seductores o perversos?
«(…) Espíritu protector, ángel de la guarda o genio bueno es el que tiene por misión acompañar al hombre en la vida y ayudarlo a progresar. La misión del Espíritu protector o ángel guardián es la de un padre en relación con los hijos; la de guiar a su protegido por la senda del bien, ayudarlo con sus consejos, consolarlo en sus aflicciones, levantarle el ánimo en las pruebas de la vida. » Los espíritus familiares se ligan a ciertas personas por lazos más o menos perdurables, con el fin de serles útiles, dentro de los límites del poder, casi siempre muy restringido, de que disponen. Son buenos, sin embargo, poco adelantados muchas veces y hasta un poco volubles. Se ocupan buenamente de las peculiaridades de la vida intima y solo actúan por orden y con el permiso de los espíritus Protectores (…).» «(…) Los Espíritus simpáticos son los que se sienten atraídos hacia nosotros por afectos particulares e incluso por una cierta semejanza de gustos y sentimientos, tanto para el bien como para el mal. Por lo general, la duración de sus relaciones se encuentra subordinada a las circunstancias (…).» «(…) El genio malo es un espíritu imperfecto o perverso, que se une al hombre para desviarlo del bien. Obra, no obstante, por impulso propio y no desempeña una misión. La tenacidad de su acción está en relación directa con la mayor o menor facilidad de acceso que encuentre por parte del hombre, quien siempre goza de la libertad de escuchar su voz o de no prestarle oídos.» Para el Espiritismo «(…) los ángeles son las almas de los hombres que han llegado al grado de perfección que la criatura admite, gozando en su plenitud la prometida felicidad. Sin embargo, antes de alcanzar el grado supremo, gozan de una felicidad relativa a su adelanto, felicidad que consiste, no en la ociosidad sino en cumplir las funciones que dios se complace en confiarles y por cuyo desempeño se sienten dichosos, teniendo también en él, un medio de progreso.»
  • ¿Para que un Espíritu se transforme en guardián de otro debe poseer determinadas cualidades. ¿Cuáles son?
La primera de todas, serle un espíritu afín, estimarle con sinceridad. El guardián es siempre de naturaleza superior en relación con su protegido.
  • Al orar a los espíritus protectores debemos pedirles, sobre todo, ¿qué?
El nombre de nuestro ángel nos importa poco, porque puede ser que no tenga nombre conocido en la Tierra; lo invocamos como nuestro ángel guardián, nuestro buen genio; podemos también invocarlo con el nombre de un Espíritu superior cualquiera por el que sintamos más simpatía. La oración a los ángeles guardianes y a los Espíritus protectores debe tener por objeto solicitar su intervención ante Dios, y pedirles fuerza para resistir a las malas sugestiones y su asistencia en las necesidades de la vida.
  • ¿Qué debemos hacer para granjearnos la benevolencia de los Espíritus Superiores que nos protegen?
(José Luis y Fernando lo han sintetizado de forma sublime. Transcribo:)

Debemos hacer todo el bien posible sin pedir nada a cambio, no perdiendo nunca la fe en todas las situaciones difíciles o complicadas que se nos presentan, suportándolas con firmeza. Debemos invocarlos con insistencia. Lo importante es pensar que nunca estamos solos y que siempre vamos a contar con un ángel de la guarda. Debemos ir perseverando cada día en la doctrina para ir evolucionando poco a poco. Debemos hacer lo posible por ser dignos de recibir su ayuda.
  • ¿Nuestro Espíritu guardián está constantemente a nuestro lado?
Con frecuencia suele suceder que ciertos Espíritus dejen temporalmente su posición para cumplir diversas misiones. Pero en tal caso son sustituidos. También puede pasar si el espíritu protector comprueba que sus consejos son inútiles y que la voluntad del individuo es proclive a someterse al influjo de los Espíritus inferiores. Pero de ningún modo lo abandona por entero, sino que siempre se hace escuchar. Entonces es el hombre quien cierra sus oídos. Y el Espíritu vuelve tan pronto como se le llama.
  • ¿Pueden los ángeles guardianes apartarse de sus protegidos? ¿Por qué?
Los Espíritus malos suelen unirse para neutralizar la acción de los buenos. Pero si el protegido lo quiere, contará con toda la fuerza del Espíritu bueno. Algunas veces, cuando sufrimos, tenemos la sensación de que nos encontramos solos y abandonados a nuestra suerte. ¿Dónde estará nuestro espíritu protector cuando más lo necesitamos? Éste siempre está a nuestro lado, pero puede permitir que su protegido sufra las consecuencias de no hacerle caso a sus consejos para que salga de las pruebas más perfecto y más instruido. Existen circunstancias en que la presencia del Espíritu protector junto a su protegido no es necesaria.

Para acabar la reunión, como de costumbre, hicimos una oración. Esta vez, sin embargo, no oramos por nosotros. Pedimos por todos los trabajadores del bien, a través de la oración pronunciada por André Luiz al final de Misioneros de la Luz.

–¡Señor Jesús!
¡Haznos dignos de aquellos que derraman la verdad y el amor!
Acrecienta los tesoros de sabiduría en las almas que se engrandecen
amparando a sus semejantes.
Ayuda a los que se despreocupan de sí mismos distribuyendo en tu nombre la esperanza y la paz...
Enséñanos a honrar a tus discípulos fieles con el respeto y el cariño que les debemos.
Extirpa del camino de nuestras almas la hierba dañina de la indisciplina y del orgullo, para que la humildad favorezca nuestra renovación.
No nos dejes confiados a nuestra propia ceguera y guía nuestros pasos hacia aquellos compañeros que se elevan humillándose, aquellos que por ser nobles y grandes ante Ti no se sienten disminuidos, mostrándose pequeños con el fin de auxiliarnos...
¡Glorifícales, Señor, coronando su frente con tus laureles de luz!...

¡Que así sea!
Y para acabar, os dejo las fotos del curso

jueves, 24 de junio de 2010

Los Espíritus Protectores



Queridos compañeros CEADS,
El próximo sábado 26/06 estudiaremos un tema que refleja toda la misericordia de Dios: los espíritus protectores. En su perfección, ha querido Dios que no carguemos solos con nuestras imperfecciones. Cada uno de nosotros tiene amigos espirituales que nos cuidan y nos orientan, siempre respetando nuestro libre albedrío. La elevación de estos espíritus es siempre proporcional a la nuestra misma y a la elevación de nuestra “misión” en la Tierra. Bueno, Alfredito ya nos ha explicado que TODOS somos espíritus en misión, enviados a luchar por su propia evolución y para amparar a los demás compañeros de caminada. Pues esto también se aplica a nuestros espíritus protectores: también ellos luchan por su propia evolución mientras nos apoyan en nuestra caminada. ¡Qué no se nos olvide nunca! En el caminar juntos, encarnados y desencarnados, en compartir esperanzas, conocimientos, AMOR y experiencias, está la clave de la evolución. Por esto nos juntamos, por esto nos unimos en la espiritualidad o en la Tierra, atraídos por la sintonía de nuestros sentimientos y pensamientos.
Este sábado lo dedicaremos a recordar nuestros queridos y dedicados amigos guías espirituales. Entender cómo trabajan y porque lo hacen es muy importante para facilitarles el trabajo, por una parte, y vivir en una actitud de gratitud constante, por otra parte.
El texto que os dejo a continuación no será el que estudiaremos en clase, pero Patricia e yo hemos pensado que sería bonito empezar el estudio leyendo los apuntes de nuestro amado codificador, Allan Kardec, sobre su guía espiritual. El texto está extraído dela segunda parte del libro Obras Póstumas, que reúne escritos inéditos publicados por la Revue Spirite, de Paris, tras el fallecimiento de Allan Kardec (para leer Obras Póstumas, visite este link; para escucharlo, este otro.)
Luz a todos, gracias a nuestros guías. ¡Qué Dios renueve en ellos la determinación de apoyarnos y nos bendiga los esfuerzos individuales y colectivos de iluminación!
Hasta el sábado.
(…)
25 de marzo de 1956
(Casa deMr. Baudin.- Médium Mlle. Baudin)
Mi Guía Espiritual
Por esta época habitaba yo en la calle de los Mártires, Nº 8, 2ª habitación interior. Una noche, estando en mi gabinete de trabajo, percibí el ruido de pequeños golpes dados en el tabique que me separaba de la pieza vecina. Al principio no les di importancia ni les preste atención, pero como persistieran cada vez con mayor fuerza y cambiando de lugar, me levante y fui a examinar ambos lados del tabique, y escuché si podrían provenir de alguna otra estancia contigua. Nada en claro pude sacar de mi examen minucioso. Lo particular era, que cada vez que me levantaba para proceder al examen; los golpes cesaban, y en cuanto reanudaba mi trabajo, volvían a dejarse oír. A eso de las diez mi esposa entró en el gabinete, y no tardó en darse cuenta de ellos y en preguntarme a que eran debidos. No lo se, le respondí; hace ya más de una hora que duran. Nos sentamos uno junto al otro y no volvimos a ocuparnos del asunto; a medianoche, hora en que nos retiramos a descansar, todavía continuaban.
Al día siguiente tuvimos sesión en casa de Mr. Baudin; conté el hecho, y solicité se me explicara.
Pregunta. Estaréis sin duda enterados del hecho que acabo de referir; ¿podríais decirme la causa de aquellos golpes tan persistentes?
-Respuesta. Era tu Espíritu familiar.
-P. ¿Con que objeto golpeaba así?
-R. Quería comunicarse contigo.
-P. ¿Podríais decirme que quería?
-R. Puedes preguntárselo a él mismo, ya que está presente.
Nota - En esta poca no había hecho aún la distinción entre las diversas categorías de Espíritus simpáticos y a todos los englobaba bajo la denominación genérica de Espíritus familiares.
Pregunta. Mi Espíritu familiar, quien quiera que seáis, os agradezco que os hayáis dignado visitarme. ¿Querríais decirme quien sois?
-Respuesta. Para ti, me llamo la Verdad, y todos los meses, durante un cuarto de hora, estaré aquí a tu disposición.
Pregunta. Cuando golpeasteis mientras trabajaba, ¿teníais algo de particular que decirme?
-Respuesta. Lo que quería decirte se relacionaba con el trabajo que estabas realizando; no me satisfacía lo que escribías y quería hacerte cesar.
Nota. - Lo que escribía precisamente era relativo al estudio que venía haciendo sobre los Espíritus y sus manifestaciones.
Pregunta. Vuestra desaprobación, ¿recae sobre el capítulo que escribía o sobre el conjunto del trabajo?
-Respuesta. Sobre el capítulo de ayer. Te constituyo en juez de tu obra; léelo esta noche y verás cómo reconoces y corriges sus faltas.
- P. Tampoco yo estaba muy satisfecho, y lo he rehecho hoy; ¿es este mejor?
-R. Mejor es, pero no está bien. Lee de la tercera a la trigésima línea, y reconocerás un grave error.
Pregunta. Ya rompí lo que hice ayer.
-Respuesta. No importa; lo que rompiste no priva que en lo que hoy has hecho la falta subsista. Léelo y verás.
Pregunta. El nombre de Verdad que vos tomáis, ¿es una alusión a la verdad que yo busco?
-Respuesta. Puede ser; por lo menos será un guía que te protegerá y te ayudará.
-P. ¿Puedo evocaros por mi?
-R. Si, te asistiré por el pensamiento; pero por la escritura, pasará mucho tiempo antes de que recibas mis instrucciones.
Nota. - En efecto, durante un año, no pude obtener por mí, ninguna comunicación escrita, y cada vez que encontré un médium con el que esperaba lograr alguna cosa, cualquiera circunstancia imprevista se oponía a ello. No conseguí sus comunicaciones de este género hasta que me serví a mi mismo de instrumento.
Pregunta. ¿Podríais comunicarnos más a menudo que todos los meses?
- Respuesta. Sí, pero no te lo prometo hasta nueva orden.
-P ¿Habéis animado alguna persona conocida sobre la tierra?
-R. Ya te he dicho que para ti soy la Verdad, y este para ti quiere decir discreción; de ello no saldrás sin ventajas.
Nota. - Por la noche, concentrándome en mi mismo, releí lo que había escrito, y así en la copia arrojada al cesto de los papeles, como en la nueva, en la línea 30 reconocí un error grave que me sorprendió lo hubiera cometido. Después de este momento, ninguna comunicación del mismo género tuvo lugar. Las relaciones con mi Espíritu protector quedaron establecidas, mas como aquellas manifestaciones no eran necesarias, cesaron. El intervalo de un mes que él asignó para sus comunicaciones, no fue observado más que al principio, y aún entonces muy raramente, más tarde no se comunicó. Esto fue, sin duda, una advertencia acerca del deber en que me hallaba de trabajar por mi mismo y no recurrir a él para solventar cualquiera dificultad.

domingo, 20 de junio de 2010

Mediumnidad y afectividad

El sábado 19/06 hemos tenido la oportunidad de escuchar la instructiva charla de Liliana Durasevic en nuestro querido Centro. Liliana nos habló sobre la mediumnidad y la afectividad de una manera tan bonita y completa que hasta me siento un poco cortada para presentar esta pobre reseña.

Liliana nos habló de que los seres humanos tenemos cuatro dimensiones muy importantes: una que es la SOCIAL, otra que es la BIOLÓGICA, otra la COGNITIVA y finalmente la AFECTIVA. En la dimensión social se incluyen las relaciones que establecemos en familia, en el trabajo y con los amigos. La biológica se refiere a nuestro cuerpo físico, el vehículo que tenemos para la búsqueda del progreso en esta encarnación. La dimensión cognitiva se refiere a todo cuanto aprendemos. Nuestros pensamientos pasan por verdaderos procesos de metabolismo en nuestro ser. La última dimensión, la afectiva, se refiere a los sentimientos. Liliana se concentró especialmente en esta dimensión. Para ella, esta puede considerarse la más importante de todas porque en su equilibrio está la clave para el equilibrio de las demás. En la espiritualidad, nos explicó, los sentimientos se viven de forma aun más intensa que en la esfera material, lo que requiere de los recién desencarnados gran esfuerzo para equilibrar sus emociones. Para que nos demos cuenta de la importancia de la esfera afectiva de los seres humanos, solo tenemos que recordar que los psicólogos buscan en la afectividad las causas de gran parte de las patologías o posibles desviaciones del comportamiento.

En la vida de todas las personas, pero de forma especial en el caso de los mediumns - y particularmente en el caso del médium principiante-, la búsqueda por mantener la esfera afectiva en situación equilibrada es de vital importancia. En el cotidiano, emitimos vibraciones todo el tiempo con la cantidad y calidad de nuestras emociones. Así sintonizamos con espíritus que nos son afines y atraemos influencias en nuestra ola vibratoria.

Según lo equilibrados que estemos en nuestra esfera afectiva, podemos vibrar en una frecuencia más cercana al AMOR o a la del TEMOR. Liliana nos ha recordado que somos espíritus eternos. En cada encarnación, desarrollamos una personalidad que es adecuada a las experiencias que deben ser vividas para el progreso del espíritu. Desde la perspectiva de la eternidad de nuestro espíritu, somos la suma de todo lo que hemos aprendido en cada encarnación, es decir, de lo que cada una de las personalidades que desarrollamos ha sido capaz de aprender. Mientras estamos encarnados, naturalmente tenemos miedos: miedo a no llegar a fin de mes, a no hacerlo bien como padres y madres, a perder el trabajo, al fracaso, al rechazo, etc. Esta es la conciencia. En el inconsciente, está toda la información que hemos acumulado a lo largo de nuestra trayectoria evolutiva. Cuando la conciencia y el inconsciente están en sintonía, el ser humano puede vivir las dificultades del cotidiano sin desesperarse, en vibrando en amor porque sabe que las probaciones del cotidiano no son más que escalones para la ascensión del espíritu.
El problema está cuando dejamos que el TEMOR nos controle las emociones. Cuando pasa esto solemos dejarnos llevar por sentimientos de bajo patrón vibratorio, como el egoísmo, la envidia, la ira, el cólera…

Un ejercicio que todo médium debe hacer es análisis de sus emociones. Liliana lo llama SINCERIDAD. El médium debe en primer lugar identificar sus emociones y a continuación estudiarlas, entenderlas, buscarles el origen. Cuando practica este ejercicio, el médium crece puesto que se aleja de sus emociones negativas. Es importante recordar que no somos el rencor que sentimos, no somos nuestra rabia. Hay que alejarse de estos sentimientos, entenderlos desde fuera para evitar volver a sentirlos tanto como nos sea posible.

Liliana nos ha invitado a todos a que seamos mediumns con Jesús. Hizo hincapié en que con esto no se refería a ninguna religión en particular, si no que nos invitaba a buscar en los principios morales de Jesús la base más segura para la vivencia de la mediumnidad. La mejor fórmula, decía Liliana, es la oración: por la mañana, invocar al divino amigo, ponerse en sus manos y vivir según su doctrina. En la fe cultivada cotidianamente encontraremos la fortaleza, la serenidad y la alegría para enfrentar las dificultades.

Cuando se nos depare una situación en la que la desolación, la rabia o el egoísmo esté a punto de desequilibrarnos, hemos de buscar la sintonía con la parte de nosotros que sí recuerda quiénes realmente somos: creación de Dios, expresión del amor y espíritus en evolución.
Una semana en esta sintonía a todos =)
Pronto habrá fotos...

martes, 15 de junio de 2010

Conferencia en CEADS

Queridos compañeros y compañeras ,

,
El próximo sábado 19/06 tendremos la oportunidad de recibir en el Centro Espirita Amalia Domingo Soler a LILIANA DURASEVIC, que nos presentará la conferencia titulada

“La afectividad y la mediumnidad con Jesús – El Médium Sincero”

El horario es el de costumbre, de 17:30 a 19:00.

¡Nos vemos el sábado!

domingo, 13 de junio de 2010

El desastre de Acelino

Otro sábado de aprendizaje en el que hemos estado reunidos en nuestro querido Centro Espírita Amalia Domingo Soler para aprender de las enseñanzas de los espíritus.

Leímos en clase un resumen del capítulo 8 del libro Los Mensajeros, dictado por André Luiz y escrito por Chico Xavier. En misión educativa, André Luiz nos relata historias de espíritus que conoció en la ciudad espiritual Nuestro Hogar. En esta ciudad espiritual, tuvo la oportunidad de conocer los trabajos del Ministerio de Comunicaciones, donde los espíritus que tendrán en sus planes reencarnatorios la misión de la mediumnidad se preparan con estudios e instrucciones sobre el tema. En el capítulo 8, André Luiz nos cuenta el caso de Acelino, un médium que, pese a haberse preparado en el plan espiritual y tener todo el apoyo para el desarrollo de sus actividades mediumnicas, una vez encarnado, decide cobrar por sus servicios espirituales, pierde el respaldo de la espiritualidad superior y, en el momento de su desencarnación, sufre las consecuenciasde la sintonía establecida con espíritus de intereses poco elevados.

Nos pusimos en parejas para examinar el caso y contestar a 3 preguntas:

  • Acelino decide cobrar por sus servicios espirituales porque considera que este es un trabajo como otro cualquiera, piensa que si los curas y sacerdotes cobran él también lo pude hacer y, además, recibe el apoyo de miembros de su grupo mediúmnico. ¿Son correctos los argumentos de Acelino?
Todos hemos coincidido en que no, los argumentos del médium no son correctos. De hecho, es el mismo Acelino que, en el capítulo 8, nos explica como de equivocado estaba cuando encarnado. En una perspectiva espiritista de la mediumnidad, esta se entiende como caridad y debe ser realizada por amor a Dios y al prójimo. Además, la mediumnidad es una facultad que viene dada desde el plan espiritual, en un gran número de casos como prueba reencarnatoria. El médium es únicamente un canal, que puede sintonizar con espíritus de intereses elevados o rastreros, según su proceder. Como canal, el médium no tiene merito por los trabajos espirituales realizados por la espiritualidad con su concurso, pese a que es responsable en todo momento por inhibir y limitar la expresión física y verbal de los espíritus que se comuniquen a través de su cuerpo físico. El médium debe examinar su propia conciencia en lugar de justificar sus errores mirando lo que dicen o hacen los demás. Jesús nos enseñó a dar de gracia lo que de gracia recibimos. La mediumnidad es una facultad, un encargo recibido en el plan espiritual, que debe ser ejercida con independencia de intereses, vanidades u otros sentimientos inferiores. Precisamente por esto, es una prueba para el que cargue con ella: puesto que somos todos seres imperfectos, recibir un encargo que exige un proceder “santo” es una responsabilidad que pocos estamos preparados para albergar. La responsabilidad de los que no somos médiums pero convivimos con ellos tampoco es pequeña: hay que amparar nuestros hermanos en la búsqueda de los valores superiores, procurar no alimentarles la vanidad y, sobretodo, no procurarles con preguntas menos elevadas, individualismos, etc., que pueden establecer una relación de dependencia entre el médium y el que le solicita ayuda.

  • ¿Con base en la información que disponemos de la vida de Acelino, en qué situación se puede prever que desencarna el medium?
Al decidir alejarse de los ideales propuestos para el ejercicio de la mediumnidad, Acelino estable lazos más fuertes con la espiritualidad inferior. Él mismo nos relata su dolorosa situación:

"Desde el instante de la gran transición, la ronda obscura de los consultantes criminosos, que me habían precedido en la tumba, me rodeó reclamando pronósticos y orientaciones de naturaleza inferior. Querían noticias de sus cómplices encarnados, de resultados comerciales, de soluciones atinentes a relaciones clandestinas. Grité, lloré, imploré, pero estaba encadenado a ellos por siniestros hilos mentales, en virtud de la imprevisión en la defensa de mi propio patrimonio espiritual. Durante once años consecutivos, expié las faltas, en medio de ellos, entre el remordimiento y la amargura."
  • ¿De qué ayuda disponía Acelido desde el plan espiritual para la ejecución de su tarea mediumnica?
- El concurso de una abnegada compañera, con quién debería casase.
- Apoyo de la espiritualidad superior en todo momento.
- El amparo de un equipo mediumnico serio.
- Un cuerpo físico dotado de la vitalidad, fuerza y vigor necesarios para el desarrollo de su misión.
Después de la ronda inicial de debate de las cuestiones de estudio, dos preguntas nos hicieron profundizar un poco más en el tema.
La primera, hizo referencia al juicio que estábamos haciendo del caso de Acelino – pese a que en el momento de la reunión, en nuestro gracioso portuñol, solo nos salía juzgamiento, jejeje. Si Jesús nos enseñó a no juzgar para no ser juzgados, ¿qué hacíamos criticando a Acelino? En primer lugar, hay que considerar que los relatos que nos ofrecen André Luiz y todos los espíritus que dictan libros psicografiados tienen una misión instructiva. Cuando estudiamos estos relatos, nuestra intención no es criticar Acelino ni tampoco los personajes presentados por André Luiz. Lo que debemos hacer es aprender de sus errores, para no caer en ellos. De hecho, hay que entender que pese a que hablamos de Acelino, lo que en realidad estamos haciendo es aprender, desde la perspectiva espiritista, cómo los que somos o no somos mediumns, convivimos o no con ellos, debemos proceder para seguir un camino más recto hacia nuestra propia evolución. Además, en el caso estudiando en el capítulo 8 del libro, es Acelino el primero en explicar su fracaso en la tarea mediumnica, mientras recuerda y analiza sus propias equivocaciones.
La segunda pregunta nos hizo pensar sobre la función de la espiritualidad superior y nuestro libre albedrío. ¿Será posible que, en el momento que nos equivocamos tomando decisiones que van en contra de lo que nos comprometimos en el plan espiritual, los buenos espíritus nos abandonen definitivamente? Está claro que no nos abandonarán. Estarán siempre dispuestos a socorrer los corazones arrepentidos que sinceramente soliciten ayuda, pero también respetarán en todo momento nuestra libertad de decisiones y nos dejaran vivir las consecuencias de nuestro proceder. Muchas veces, la mejor medicina para el alma que insiste en seguir por el camino equivocado es el dolor que, más tarde o más pronto, vendrá para todo aquel que se desvía del bien.
Ha quedado patente que una hora de estudio a la semana es muy poco para aprender todo lo que nos ofrece el espiritismo. Se ha sugerido que hiciéramos el debate del libro completo y está claro que para esto, hay que leerlo. Os propongo utilizar el espacio del blog para realizar este debate. Si os parece, nos damos un mes para la lectura del libro y volvemos el día 12 de julio a este debate, aquí mismo en nuestro blog.
Mientras, que el Divino Maestro nos bendiga los esfuerzos de aprendizaje y nos renueve las fuerzas para la lucha de cada día.
¡Un beso a todos y mucha luz!

jueves, 10 de junio de 2010

Mediumnidad, tarea Divina

Queridos compañeros del Centro Espírita Amalia Domingo Soler,

Este sábado 12/06, seguiremos con el tema de la mediumnidad. Esta vez, estudiaremos el caso de Acelino, un espíritu que André Luis conoció en Nuestro Hogar, mientras visitaba en misión de estudios el Centro de Mensajeros. Aquí hay que entender la mediumnidad como tarea sagrada, asumida en los planes reencarnatorios de los espíritus mucho antes de su renaciemiento en la Tierra. Os dejo el capítulo 8 del libro Los Mensajeros, dictado por André Luis y psicografiado por Chico Xavier, así como el link para lectura del libro completo).

¡Buena lectura y hasta sábado!
Alineación al centro
(...)

El desastre de Acelino

Iba a dirigirme a Octavio nuevamente, cuando alguien se aproximó y habló al ex médium, con voz fuerte:

–No llore, querido mío. Usted no está desamparado. Además, puede contar con la devoción materna. Vivo en peores condiciones, pero no me faltan esperanzas. Sin duda, estamos en bancarrota espiritual; no obstante, es razonable que aguardemos, confiados, por un nuevo préstamo de oportunidades del Tesoro Divino. Dios no está pobre.

Sorprendido, me volví pero no reconocí al recién llegado. Doña Isaura tuvo la gentileza de presentarnos. Estábamos ante Acelino, que había compartido una experiencia similar. Mirándolo con tristeza, Octavio sonrió y advirtió:

–No soy un criminal para el mundo, pero soy un fracasado para Dios y para Nuestro Hogar.
–No obstante, seamos lógicos –contestó Acelino, que parecía más valeroso–, usted perdió la partida porque no jugó, yo la perdí jugando desastrosamente. Sufrí once años de tormento en las zonas inferiores. Su situación no mereció esa medida drástica. Pero, a pesar de todo, confío en la Providencia. A Ruth, mi devota compañera, le incumbiría colaborar conmigo para el mejor desempeño de las tareas. Cumplida la primera parte del programa, a los veinte años de edad fui llamado a la tarea mediúmnica, recibiendo enorme amparo de los benefactores invisibles. Recuerdo aún la sincera satisfacción de los compañeros del grupo doctrinario. La videncia, la audición y la psicografía, que el Señor me había concedido, por misericordia, constituían decisivos factores de éxito en nuestras actividades. La alegría de todos era insuperable. Pero, a pesar de las lecciones maravillosas de amor evangélico, me incliné a transformar mis facultades en fuente de renta material. No me dispuse a esperar los abundantes recursos que el Señor, después de dar testimonios en el trabajo, me enviaría más tarde, y provoqué, yo mismo, la solución de los problemas lucrativos. ¿No era mi servicio igual al de otros? ¿No recibían los sacerdotes católicos romanos la remuneración de trabajos espirituales y
religiosos? Si todos pagábamos por servicios prestados al cuerpo, ¿qué razones existirían para rechazar el pago por servicios prestados al alma? Amigos, inconscientes del carácter sagrado de la fe, aprobaban mis conclusiones egoístas. Admitíamos que, en el fondo, el trabajo esencial era de los desencarnados, pero también había colaboración mía, personal, como intermediario, por lo que debía ser justa la retribución. En balde, se movilizaron los amigos espirituales aconsejándome el mejor camino. En vano, compañeros encarnados me convidaban a la oportuna reflexión. Me aferré al interés inferior y me planté en mi punto de vista. Me pondría a trabajar definitivamente sólo para los consultantes. Fijé el precio de las consultas, con bonificaciones especiales a los pobres y desvalidos de la suerte, y mi consultorio se llenó de gente. Se despertó enorme interés entre los que deseaban la mejoría física y solución para los negocios materiales. Gran número de familias ricas me tomó como su consultor habitual, para todos los problemas de la vida. Las lecciones de espiritualidad superior, la confraternidad amiga, el servicio redentor del Evangelio y las exhortaciones de los emisarios divinos quedaron distantes. No más esfuerzo por implantar la escuela de la virtud, del amor fraternal, de la edificación superior, ahora, era la competencia comercial, las relaciones humanas legales o criminales, los caprichos apasionados, los casos policiales y todo un cortejo de miserias de la Humanidad, en sus experiencias indignas. El ambiente espiritual que me rodeaba se transformara completamente. A fuerza de rodearme de personas criminosas, por cuestiones de ganancia sistemática, las bajas corrientes mentales de los inquietos clientes me encarcelaban en una sombría cadena psíquica. Llegué a cometer el crimen de burlarme del Evangelio de Nuestro Señor Jesús, olvidando que los negocios delictuosos de los hombres de conciencia viciosa cuentan igualmente con entidades perniciosas, que se interesan por ellos en los planos invisibles. Y transformé la mediumnidad en fuente de pronósticos materiales y de avisos indignos.

En ese momento, los ojos del narrador se enrojecieron súbitamente, estampándosele un fondo de horror en las pupilas, como si ellas estuviesen reviviendo atroces dilaceraciones. –Pero la muerte llegó, mis amigos, y me arrancó de la fantasía –prosiguió con gravedad. Desde el instante de la gran transición, la ronda obscura de los consultantes criminosos, que me habían precedido en la tumba, me rodeó reclamando pronósticos y orientaciones de naturaleza inferior. Querían noticias de sus cómplices encarnados, de resultados comerciales, de soluciones atinentes a relaciones clandestinas. Grité, lloré, imploré, pero estaba encadenado a ellos por siniestros hilos mentales, en virtud de la imprevisión en la defensa de mi propio patrimonio espiritual. Durante once años consecutivos, expié las faltas, en medio de ellos, entre el remordimiento y la amargura.

Acelino se calló, pareciendo, dadas sus abundantes lágrimas, aún más conmovido. Profundamente sensibilizado, Vicente consideró:

–¿Qué es eso? ¡No se atormente así!. Usted no cometió asesinatos, ni alimentó la intención deliberada de esparcir el mal. A mi modo de ver, usted se engañó, también, como tantos de nosotros.

Pero, Acelino enjugó el llanto y respondió:

–No fui un homicida ni un ladrón vulgar, no mantuve el propósito íntimo de herir a nadie, ni ultrajé hogares ajenos, mas, yendo a los círculos carnales para servir a las criaturas de Dios, nuestros hermanos en humanidad, auxiliándolos en el crecimiento espiritual con Jesús, tan sólo formé viciosos en la creencias religiosas y delincuentes ocultos, mutilados de la fe y minusválidos del pensamiento. No tengo disculpas, porque tenía el conocimiento; no tengo perdón, porque no me faltó la asistencia divina.

Y, después de una larga pausa, concluyó gravemente:

¿Pueden evaluar la extensión de mi culpa?

domingo, 6 de junio de 2010

REENCUENTRO EN VECIANA

Eramos 28 personas de CEADS compartiendo el día con los compañeros espiritistas de varios lugares de la península. Son muchos años que en Veciana, se celebra año tras año la ilusión del encuentro fraternal. Este año, a pesar del tiempo nublado y los pequeños chaparrones que han caído durante el día, las grandes paellas, las ensaladas, los postres y las bebidas se han cocinado y sirviendo con la misma dedicación y afecto, deleitando a todos los comensales. 

Hemos iniciado la mañana distribuidos en grupos para contestar diferentes preguntas que los componentes de la Associació d'Estudis Espirites d'Igualada han preparado cuidadosamente. El objetivo era incentivar el diálogo para después debatir entre todos algunos de los temas más polémicos.  En la foto de abajo estamos escuchando la exposición de las conclusiones a las que los diferentes grupos han llegado.

La jornada se ha desarrollado en el clima de hermandad y colaboración que caracteriza estos encuentros. Gracias compañeros de Igualada por vuestra constancia y dedicación.


Conferencia en Igualada

Hola compañeros,

os dejo las imágenes de nuestro encuentro en la Conferencia de Igualada y os recuerdo que este miércoles hay Evangelio en CEADS, de 21 a 22:00.

Un beso cariñoso, mucha luz y energía para la semana que se inicia. Tal y como nos recomendó Ernest, APROVECHAD EL TIEMPO!!!


martes, 1 de junio de 2010

Mediumnidad - Igualada

Hola compañeros,

os dejo la presentación de nuestra querida Monitora Patrícia, sobre la mediumnidad. Tal y como nos explicó Patricia, la mediumnidad no es patrimonio de los espíritas, sino que ha existido siempre. En el espiritismo, sin embargo, vivimos y trabajamos la mediumnidad bajo las orientaciones de la Doctrina Espírita. Vale la pena leer los libos que os he puesto en la entrada anterior.


El próximo sábado 05/06, CEADS estará cerrado. Asistiremos a las conferencias de la Asociación de Estudios Espíritas de igualada .

PROGRAMA

SABADO 5 DE JUNIO: CONFERENCIAS PÚBLICAS – COLOQUIO

16.20: PRESENTACION

16.30: ¿QUE ES LA MEDIUMNIDAD?

A CARGO DE JOSÉ MORENO.
ACTUAL PRESIDENTE Y MIEMBRO FUNDADOR DE LA ASOCIACIÓN DE ESTUDIOS ESPIRITAS DE IGUALADA.

17.30: EL TIEMPO. RECURSO PARA EL PROGRESO

A CARGO DE ERNEST CORTÉS: INGENIERO QUIMICO Y RESPONSABLE DE GRANDES
CUENTAS DE ENDESA.
ANA LUCÍA: DOCTORA EN ENFERMERIA Y PROFESORA DE LA UNVERSIDAD DE ALICANTE.

18.30: FISIOLOGÍA DEL PASE ESPIRITA

A CARGO DE ELAINE VIEIRA.
MASTER EN CIENCIAS BIOLÓGICAS EN DIABETES Y SECRECIÓN DE INSULINA, DOCTORA EN BIOLOGÍA CELULAR EN EL AREA DE DIABATES EN LA UNIVERSIDAD DE UPPSALA (SUECIA), ACTUALMENTE TRABAJA COMO CIENTIFICA FISIOLOGISTA EN LA UNIVERSIDAD MIGUEL HERNANDEZ DE ELCHE (ALICANTE).

19.30: RUEGOS Y PREGUNTAS.

LUGAR: ESPAI CENTRE CIVIC C/ TRINITAT Nº 12 DE IGUALADA
Tel. 629765777-690051246

ORGANIZA: ASOCIACION DE ESTUDIOS ESPIRITAS DE IGUALADA

Yo iré en coche desde el Cottolengo y aun me queda una plaza libre. Nos vemos, queridos y queridas mías!!! Mucha luz y serenidad para la lucha cotidiana.

Un beso,

Janaina