jueves, 27 de mayo de 2010

Mediumnidad

Queridos compañeros,

El próximo sábado 28/05, nuestra estimadísima Patricia nos hará toda una clase sobre la mediumnidad. El tema nos ha inquietado a algunos durante algún tiempo y, pasada la VIII Jornada, nuestra compañera y monitora nos presentará una interesante charla.

Como unos apuntes iniciales, os dejo pasajes de dos libros que he leído últimamente y que recomiendo como imprescindibles a todo aquél que se interese por el tema de la mediumnidad: Los Mensajeros y En los Dominios de la Mediumnidad, los dos dictados por André Luis y psicografiados por Chico Xavier.

Espero que disfrutéis de este aperitivo, que aprendamos con Patricia y que sigamos aprendiendo tras su charla con la lectura de los libros.

Un beso y hasta mañana.

(…)

“Atraemos a los espíritus que tienen afinidad con nosotros, de la misma manera que somos por ellos atraídos, y si es verdad que cada uno de nosotros solamente puede dar conforme a lo que tiene, es indiscutible que cada uno recibe de acuerdo con lo que da.

– Como es fácil de deducir, todos los seres vivos actúan en la onda de psiquismo que les es peculiar dentro de las dimensiones que les son características o en la frecuencia que les es propia. Ese psiquismo no depende de los centros nerviosos, de modo que, luyendo de la mente, es quien condiciona todos los fenómenos de la vida orgánica en sí misma.

–Algunos –explicó Alejandro– pretenden la psicografía, otros intentan la mediumnidad de incorporación. Pero, desgraciadamente, casi todos confunden poderes psíquicos con funciones fisiológicas. Creen en el absoluto mecanismo de la realización y esperan el progreso, que es eventual y problemático, olvidando que toda edificación del alma requiere disciplina, educación, esfuerzo y perseverancia. La mediumnidad constructiva, es la lengua de fuego del Espíritu Santo, luz divina para la cual es preciso conservar el pabilo del amor cristiano y el aceite de la buena voluntad pura. Sin la preparación necesaria, la excursión de los que provocan el ingreso en el reino invisible, es casi siempre un viaje en los círculos de la sombra. Alcanzan grandes sensaciones y tropiezan con perplejidades dolorosas. Hacen descubrimientos sorprendentes y acaban en ansiedades y en dudas sin término. Nadie puede traicionar la ley impunemente, y, para subir, hacia el perfeccionamiento íntimo, ningún Espíritu dispensará el esfuerzo de sí mismo. Los Mensajeros. André Luis, por Chico Xavier. Capítulo 1.”

Los orientadores del Mundo Espiritual buscan compañeros, no esclavos. El médium digno de la misión de auxiliar no es un animal encadenado al yugo, mas sí un hermano de humanidad y un aspirante a la sabiduría. Debe trabajar y estudiar por amor... Por eso muchos comienzan la jornada y retroceden. Libres para decidir en lo referente a su propio destino, muchas veces prefieren permanecer con indeseables compañías, cayendo así en temibles fascinaciones. Se inician con entusiasmo en la obra del bien, entre tanto, en muchas circunstancias prestan oídos a elementos corruptores que los visitan por entre las brechas que dejan abiertas su falta de vigilancia. Y así tropiezan y caen en la codicia, en la indolencia, en el personalismo destructor o en la sensualidad delincuente, transformándose en juguetes de los adversarios de la luz que vampirizan sus fuerzas, aniquilando con ello todas sus mejores posibilidades. Esto sucedió en todos los tiempos y lugares... En los Dominios de la Mediumnidad. André Luis, por Chico Xavier”. Capítulo 17

“–Amigos míos –decía el mentor– es indispensable buscar en la mediumnidad no la llave falsa para ciertos arreglos inadecuados de la Tierra, mas sí el camino directo de nuestra capacitación para la vida superior. Comprendiendo así la verdad, es necesario renovar nuestros conceptos acerca de los médiums, a efectos que no vayamos a convertir a nuestros compañeros de ideal y de lucha, en oráculos y adivinos, olvidando nuestros deberes que nos conducirán hacia la purificación. (…) Dentro de las leyes de la solidaridad, será justo aceptar el brazo amigo que se nos ofrece para superar la prueba angustiante, no obstante, es imprescindible no olvidar que cada uno de nosotros carga consigo problemas particulares y necesidades intransferibles. Desencarnados y encarnados, todos pisamos el extenso campo de experiencias y de pruebas que armonizan con los imperativos de nuestro crecimiento espiritual. Por eso no debemos atribuir a los médiums obligaciones que nos competen a nosotros con carácter exclusivo, y tampoco esperemos de la mediumnidad funciones milagrosas, ya que sólo a nosotros nos cabe el esfuerzo arduo de la propia ascensión con las pautas de las responsabilidades que el conocimiento superior nos impone. (…) Reverenciemos, pues, al Espiritismo y la mediumnidad como dos altares vivos en el templo de la fe, por medio de los cuales contemplaremos, desde muy alto, la esfera de las meditaciones propiamente terrestres, comprendiendo, por fin, que la gloria reservada al espíritu humano es sublime e infinita en el Reino Divino del Universo. En los Dominios de la Mediumnidad. André Luis, por Chico Xavier. Capítulo 18”.

domingo, 23 de mayo de 2010

Una semana más en CEADS

Hola queridos compañeros del Centro Espírita Amalia Domingo Soler,

Tal y como previsto, en la reunión de ayer seguimos trabajando el tema de la influencia de los espíritus en la vida cotidiana. Esta vez, hablamos de los afectos que los espíritus nutren por los encarnados (texto de estudio) y sobre la interdependencia entre nuestra salud física y espiritual (texto de estudio).

Nos dividimos en dos grupos. Cada grupo quedó responsable de trabajar su texto a fondo y luego explicar a los compañeros su contenido, dando ejemplos. De las aportaciones de los dos grupos, yo subrayo las que veis a continuación. Si recordáis de algo que me dejo, por favor, no lo guardeis solo para vosotros – Alfredito, enróllate todo lo que quieras =) Este blog se ennoblece con vuestra participación.

  • Aun que es correcto que por una cuestión de sintonía “el semejante atrae al semejante”, el afecto que los espíritus nutren por los encarnados es más complejo de explicar. Esto se debe al hecho de que muchos espíritus, principalmente los más elevados, se dedican al amparo y regeneración de espíritus aun ignorantes del bien.
  • Esto se explica con que la forma de amar de los espíritus elevados es más elevada y sublime que la forma como frecuentemente nos referimos al amor mientras encarnados. Por ejemplo, cuando decimos el popular refrán “entre el amor y el odio, hay un paso”, en realidad nos referimos a sentimientos de pasión y posesión. El odio es la más absoluta ausencia del amor y hay una distancia infinita entre ellos. Aquí nos referimos al amor que Dios tiene por nosotros, el mismo amor que hemos de aprender a tener por toda su creación, nuestros hermanos en la caminada evolutiva.
  • Jamás estamos solos. Tenemos muchos amigos en la espiritualidad, que se alegran con nuestras conquistas espirituales y se entristecen con nuestros fracasos. Frecuentemente también tenemos la compañía de espíritus con los cuales estamos endeudados desde otras existencias. Hemos de pedir a Dios ser dignos del afecto y ayuda de nuestros amigos, y que nos enseñe a perdonar y ser perdonados por nuestros desafectos en el plano espiritual.
  • La salud moral es tan o más importante que la física. Muchas veces sentimos compasión por personas que tienen problemas físicos, pero no somos capaces de comprender o perdonar a una persona que sea egoísta u orgullosa. En realidad, deberíamos alegrarnos por los hermanos que tienen la oportunidad de rescatar sus deudas con la espiritualidad superior a través de las pruebas físicas y sentir compasión por las personas que tienen dificultades morales. Aun estamos muy lejos de esto, pero hay que trabajar la compasión constructiva, por una parte, y la paciencia y la aceptación, por otra.
  • Muchos males físicos son consecuencia de nuestros estados mentales. Con nuestros pensamientos y sentimientos, nutrimos nuestro cuerpo de energía regeneradora o destructiva. Muchas enfermedades son resultado de la acción continuada de sentimientos como la rabia y el rencor.
  • La medicina más sublime para el espíritu es el perdón. Nuestro Señor, el médico de almas. Cada uno debemos aprender a identificar nuestros sentimientos negativos y buscar el antídoto. El primer paso, es el autoconocimiento.
  • La oración nos renueva física, emocional y espiritualmente. A través de la oración, sintonizamos con nuestros amigos espirituales, atraemos a espíritus más elevados y abrimos nuestros corazones para el perdón de nosotros mismos y de nuestros hermanos.
Creo que me repito un poco, porque muchas veces termino este breve repaso diciendo que fue una clase muy agradable e instructiva… pero es que lo ha sido =) Gracias al Padre Celestial hemos podido disfrutar de un ambiente lleno de armonía y repostar los corazones de luz para la semana que se inicia.

¡Un beso a todos!

jueves, 20 de mayo de 2010

EDUCACIÓN DEL ESPIRITU

Clase del 8 de mayo de 2010

LA PERCEPCIÓN DE LA REALIDAD

En esta clase la propuesta fue trabajar las enseñanzas del maestro Jesús por el ejemplo ético-moral en la mejora del comportamiento y por ofrecernos la posibilidad de entender y experimentar la vida desde la unidad indivisible cuerpo-mente.

Iniciamos la clase en una ronda con las manos cogidas y en silencio para escucharnos. Desde esa conexión con la intimidad y el grupo, verbalizamos lo que esperábamos de la clase y lo que estábamos dispuestos a ofrecer al grupo. Al término de la clase, revisamos si lo hemos conseguido y en qué medida, así nos da una referencia del significado de compromiso con uno y con el grupo.

Repasamos brevemente lo que sabíamos de la vida y la obra de Jesús para situarnos en el contexto adecuado y, entre todos, hicimos una breve síntesis. Resaltamos que Jesús enseñaba a través de sus actos y que los apóstoles transcribieron con el nombre de milagros. Otro de los recursos utilizados por el Maestro, fueron las parábolas que son relatos cortos de la vida diaria, real o inventada. Definimos los conceptos y las diferencias de ambos, para seguir con el milagro de la RESURECCIÓN DE LAZARO.

Ninguno de los niños conocía el hecho y cuando lo relatamos, todos quedaron muy asombrados opinando que no podía ser que se pueda volver de la muerte. Ni siquiera Jesús. La sinceridad en los niños es una de las características esenciales de su expresión y en las clases, promovemos que eso ocurra porque nos permite trabajar el entendimiento de las cosas desde su comprensión lógica.
Para explicar lo que aconteció con Lázaro, utilizamos material gráfico en el que mostramos cómo somos nosotros: cuerpo/alma indivisibles (foto). Explicamos que la evolución de Jesús como Maestro Superior, le permitía ver con claridad el cuerpo energético o periespíritu, pudiendo detectar que Lázaro no se encontraba muerto, sino en estado de catalepsia. Explicamos los síntomas de la catalepsia, miramos diferentes fotografías hechas con la cámara Kirlian que les causaron muchísima curiosidad. Y estuvimos dialogando sobre ¿qué es la realidad?.

El diálogo estuvo centrado en la visión de la realidad desde una perspectiva unicista donde incluimos la percepción de las sensaciones que están íntimamente ligadas a los instintos sensitivos, ampliando así lo que conocemos como realidad. Repasamos brevemente el funcionamiento del cerebro cuando vemos con los ojos y cuando recreamos una imagen, testimoniando por investigaciones neurocientíficas que las redes neuronales se activan de igual forma bajo el estímulo externo que el interno, lo que nos permite entender desde una visión biológica, que el ser humano es lo que ve y siente a la vez.

Para nosotros, monitores de los niños, esta visión unicista es de vital importancia ya que en las escuelas y en el entorno social, parece que lo único válido para decir que es real, es lo que proviene del exterior. Nosotros como espiritistas y estudiosos de las leyes de la vida, sentimos la necesidad de ofrecer a los más “bajitos”, la posibilidad de creer en lo que sienten igual que en lo ven. ¿Quién dice que un sueño no es real? ¿Acaso no sentimos alegría, miedo, placer, angustia y tantas otras emociones que reconocemos como reales porque están vivas en nosotros?

Después de surgir cuestiones sobre el tema, hicimos una dinámica de relajación inducida por la voz del monitor que les guiaba hacia un viaje por su cuerpo evocando las sensaciones de bienestar, tranquilidad, armonía y alegría. Después utilizamos diferentes músicas de sonidos naturales como agua de lluvia suave y sonidos de bosque, acompañados de consignas que les invitaran a recrearse en un lugar hermoso, con pájaros y árboles frondosos, brisa fresca y hierba suave y esponjosa, agua y frescura. Durante unos minutos, dejaron el centro para viajar entre sus percepciones.

Al volver de la experiencia, relataron sus sensaciones y todos sin excepción, se vivenciaron en su lugar precioso y tranquilo. Unos más que otros, conectaron con la brisa y el agua. Distinguimos entre fantasía y sensaciones reales para no confundirnos. Su respuesta fue muy alentadora. Concretamos entre todos que seguiríamos trabajando en este sentido para desarrollar la percepción de nuestra identidad como una unidad cuerpo/alma, en vínculo con la vida y el cosmos.

Como monitores espiritistas, consideramos que la educación del espíritu es complementaria a la educación reglada que los niños y jóvenes reciben en sus escuelas e institutos, ya que allí su instrucción es sesgada por una perspectiva dual. Nosotros debemos potenciar su ser desde la visión unicista para que puedan percibir el mundo desde una realidad más amplia. No pretendemos que sean espiritistas. Esto cabe a su libre elección y con el tiempo. Nosotros sólo pretendemos educar bajo la conciencia ampliada que nos permite vernos como hermanos, conviviendo en un universo donde somos co-creadores. Nuestros actos y pensamientos inciden en la vida y necesitamos la visión del alma para que esa incisión sea desde el respeto, la vivencia solidaria y el diálogo. La Pedagogía espiritista ofrece está visión sin crear adeptos.

Educar educándonos. Ésta es la propuesta educativa.

Teresa Vazquez

miércoles, 19 de mayo de 2010

Interacción ESPÍRITU-MATERIA

Las monitoras del sábado hemos decidido que la próxima clase tendremos dos textos de estudio. El primero os publiqué hace dos días (lo podéis leer haciendo clic aquí). El segundo, es el que os pongo a continuación. Es parte de la conferencia de nuestra compañera Regina Costa presentó en la VIII Jornada Espiritista de Barcelona.

Buena lectura y hasta el sábado =)

(...)


Interacción ESPÍRITU-MATERIA

El ser humano es un conjunto armónico de energías, constituido de ESPÍRITU Y MATERIA, MENTE Y PERIESPÍRITU, EMOCIÓN Y CUERPO FÍSICO, que interactúan en un continuo flujo los unos sobre los otros.

Cualquier suceso en uno de ellos refleja en su correspondiente, generando, en el caso de una acción perturbadora, disturbios, que se transforman en enfermedades y que, para ser rectificados, exigen renovación y reequilibrio del punto donde se originaron.

Son muchos los efectos perniciosos en el cuerpo provocados por pensamientos desaliñados, por emociones sin gobierno, por una mente pesimista e inquieta.

Determinadas emociones fuertes, tales como MIEDO, CÓLERA, CELOS, AGRESIVIDAD, provocan una alta descarga de adrenalina en la corriente sanguínea. A su vez, esa acción emocional repetida reaccionando en el físico, produce dolencias como la diabetes, la artritis, la hipertensión, por ejemplo.

CADA ENFERMEDAD FÍSICA TRAE UN COMPONENTE PSIQUICO, EMOCIONAL O ESPIRITUAL CORRESPONDIENTE.
La desarmonía entre el Espíritu y la Materia, la Mente y el Periespíritu, la emoción (los sentimientos) y el cuerpo físico provocan el desajuste de los núcleos de la energía, facilitando los procesos orgánicos degenerativos provocados por virus y bacterias que en ellos se instalan.
Los impulsos primitivos del cuerpo, no disciplinados, provocan estados ansiosos o depresivos, sensación de inutilidad, recelos o inquietudes que se manifiestan cíclicamente y que, a largo plazo, se transforman en neurosis, psicosis, perturbaciones mentales.
El principal objetivo del ser humano debe ser el conseguir la armonía entre el Espíritu y la Materia, en favor del EQUILIBRIO DEL SER que despierta para las atribuciones y finalidades elevadas de la vida, dando un rumbo cierto y edificante a su reencarnación.

martes, 18 de mayo de 2010

Los afectos de los espíritus

Este sábado 22/05, trataremos en clase un tema interesante: el de los afectos de los espíritus. ¿En qué se diferencia de los afectos de los encarnados? ¿En qué se asemejan? Como es costumbre, os dejo a continuación el texto de estudio, así podéis venir a clase más preparados. Además, os recomiendo que penséis sobre qué es el afecto en este link .



AFECTOS QUE LOS ESPÍRITUS DEDICAN A CIERTAS PERSONAS

Los Espíritus dedican afecto a los encarnados de acuerdo con las leyes de afinidad existentes entre ellos. «(…) Los buenos Espíritus simpatizan con los hombres de bien, o con los susceptibles de mejorar. Los Espíritus inferiores, con los hombres viciosos o con los que pueden transformarse en tales. De allí sus afecto, como consecuencia de la compatibilidad de los elementos.»

El ser humano tiene «(…) en el Mundo Espiritual, amigos que interceden por su felicidad, a fin de garantizarle la estabilidad que necesita para luchar y servir, amar y vencer, a pesar del asedio de los no encarnados que han sido sus cómplices en dramas del pasado. (…) Esos amigos que están Más Alto son los que despiertan las esperanzas y restauran el buen ánimo en los que se ven sometidos a un asedio de índole espiritual (…).»

Sabemos que los Espíritus Superiores alimentan sentimientos elevados para con los encarnados y para con otros no encarnados. Las relaciones afectivas de esos Espíritus nada tienen que recuerde los afectos carnales. Entendemos, sin embargo, que tal cosa no siempre ocurre con los espíritus inferiores. «… El afecto verdadero nada tiene de carnal; pero, cuando un Espíritu se apega a una persona, no siempre lo hace sólo por afecto. A la estima que esa persona le inspira, puede agregarse una reminiscencia de las pasiones humanas.».

Los Espíritus buenos se preocupan siempre por nuestros males, de la misma manera que comparten nuestras alegrías. No obstante, es conveniente recordar que existen dos clases de males que pueden angustiar a los encarnados: los físicos y los morales.

«(…) Sabiendo que la vida corporal es transitoria y que las tribulaciones que le son inherentes constituyen los medios para que alcancemos un estado mejor, los espíritus se angustian más por nuestros males cuando son debidos a causas de orden moral, que de nuestros sufrimientos físicos, que son totalmente pasajeros. Poco se incomodan con las desgracias que sólo alcanzan a nuestras ideas mundanas, tal como lo hacemos con las penas pueriles de los niños. Como ven en las amarguras de la vida un medio para que adelantemos, los Espíritus las consideran como las crisis pasajeras de la que resultará la salvación del enfermo. Se compadecen de nuestros sufrimientos como lo hacemos nosotros con los de un amigo.

Sin embargo, observando las cosas desde un punto de vista más justo, los consideran de una manera diferente a la nuestra. Entonces, mientras que los Espíritus buenos nos levantan el ánimo en beneficio de nuestro futuro, los otros nos impulsan a la desesperación, para comprometernos.

Y entre los males morales que más angustian a los Espíritus, por nuestra causa, se destacan el egoísmo y la dureza de nuestros corazones.

domingo, 16 de mayo de 2010

Un camino hacia la evolución

Compañeros,

Ayer celebramos la VIII Jornada Espiritista de Barcelona, UN CAMINO HACIA LA EVOLUCIÓN.

Hemos compartidos momentos de aprendizaje, harmonía, emoción y alegría. Próximamente, en Visión Espírita, tendremos la crónica completa de la conferencia. Mientras os dejo el video de la canción con que acabó Regina su conferencia: una invitación al cambio, a la toma de conciencia, a la auto trasformación.

Ya no quiero vivir con los temores
que prefiero entregarme a la ilusión
y lo que creo, defenderlo con firmeza,
sin historias que me abulten el colchón

Y si un día me siento transformado
y decido reorientar la dirección,
tomaré un nuevo rumbo sin prejuicios
porque en el cambio esta la evolución

Evolución, en el cambio esta la evolución
Que mi camino se encuentre iluminado
y la negrura no enturbie el corazón
discernimiento al escoger entre los frutos,
decisión para subir otro escalón
Vivir el presente hacia el futuro
guardar el pasado en el arcón,
trabajar por el cambio de conciencia,
dibujar en el aire una canción.

Una canción en el aire una canción...
video

jueves, 13 de mayo de 2010

La Ley del Amor

Queridos amigos,

Ayer nos reunimos bajo las bendiciones de la espiritualidad que nos cuida y orienta, en nuestro querido Centro Amalia Domingo Soler, para hacer el Evangelio en el Centro.

Emily abrió el Evangelio y el mensaje no podía ser más sublime: La Ley del Amor. Ángel, recién incorporado a nuestro Centro, comentó que hizo el Evangelio en su hogar el lunes pasado y le salió este mismo mensaje. Pues esto no fue todo… Antes de acostarme, tengo la costumbre de leer un pequeño pasaje del Evangelio y así hice ayer. El mensaje… La Ley del Amor.

La espiritualidad que con tanto cariño nos cuida quiere que leamos y comprendamos este mensaje. Os dejo aquí la comunicación firmada por Lásaro, extraída del Evangelio Según el Espiritismo, para que los que no han podido venir la lean, y los que hemos venido, volvamos a reflexionar sobre ella, siempre con el corazón abierto para que nuestro Señor nos renueve con su luz.

La Ley del Amor

El amor resume toda la doctrina de Jesús, porque es el sentimiento por excelencia, y los sentimientos son los instintos elevados a la altura del progreso realizado.

El hombre en su origen sólo tiene instintos; más adelantado y corrompido, sólo tiene sensaciones; pero instruido y purificado, tiene sentimientos, y el punto exquisito del sentimiento es el amor; no el amor en el sentido vulgar de la palabra, sino ese sol interior que condensa y reúne en su ardiente foco todas las aspiraciones y todas las revelaciones sobrehumanas.

La ley de amor reemplaza a la personalidad por la fusión de los seres, y aniquila las miserias sociales. ¡Feliz aquel que, elevándose sobre su humanidad, quiere con grande amor a sus hermanos doloridos! ¡Feliz aquel que ama, porque no conoce ni la carestía del alma ni la del cuerpo; sus pies son ligeros y vive como transportado fuera de sí mismo!

Luego que Jesús hubo pronunciado esta divina palabra: amor, hizo con ella estremecer a los pueblos, y los mártires, embriagados de esperanza, descendían al circo.

El Espiritismo, a su vez viene a pronunciar la segunda palabra del alfabeto divino; estad atentos, porque esa palabra levanta la piedra de las tumbas vacías, y la "reencarnación", triunfando de la muerte revela al hombre ofuscado su patrimonio intelectual; ya no le conduce a los suplicios, sino a la conquista de su ser elevado y transfigurado. La sangre ha rescatado al espíritu y el espíritu debe rescatar hoy al hombre de la materia.

He dicho que el hombre en su principio sólo tiene instintos; aquel, pues, en quien dominan los instintos está más próximo al punto de partida que al fin. Para adelantar hacia éste, es preciso vencer los instintos en provecho de los sentimientos, es decir, perfeccionar éstos sofocando los gérmenes latentes de la materia. Los instintos son la germinación y los embriones del sentimiento; llevan consigo el progreso, como la bellota encierra la encina; y los seres menos avanzados son los que permanecen avasallados por sus instintos. El espíritu debe ser cultivado como un campo: toda la riqueza futura depende del trabajo presente, y más que bienes terrestres os traerá la gloriosa elevación; entonces será cuando, comprendiendo la ley de amor que une a todos los seres, buscaréis en ella los suaves goces del alma, que son los preludios de los goces celestes. (Lázaro. París, 1862).

domingo, 9 de mayo de 2010

Teatro en el Centro

Ayer nos reunimos una vez más en nuestro querido Centro Espírita Amalia Domingo Soler. Tal y como os había dicho, nos dedicamos a estudiar la influencia de los espíritus en la vida cotidiana. Después de la oración inicial, leímos el texto de estudio y ahí fue cuando empezó el espectáculo =) Es que nos dividimos en dos grupos, cada uno de los cuales tenía que preparar una pequeña escenificación. El primer grupo tenía que preparar una escena en la que se viera la influencia benéfica de espíritus protectores sobre la vida cotidiana y el segundo grupo, una escena en la que se representara una influencia negativa.

El primer grupo presentó una escena en la que un joven, viviendo lejos de su familia, pasa por dificultades financieras. En la espiritualidad, su espíritu protector es convocado por un espíritu más elevado, juntamente con el espíritu protector de otro joven, que, aun que no ligado a cuestiones espiritualistas, tiene un buen corazón y sigue las orientaciones de su guía. El espíritu elevado habla con los dos espíritus protectores, siempre invocando la bendición de Nuestro Señor, y les orienta. Al espíritu protector del joven que atraviesa dificultades financieras, se le dice que llame a su madre para que ésta, detentora de una fe firme y serena, le inspire a la tranquilidad. Al espíritu protector del otro joven, se le instruye para que inspire su pupilo a que vaya a pasear en el parque y que, una vez ahí, deje un poco de dinero que no le hace falta abandonado para que lo encuentre el joven necesitado de algo de recursos para comer.

El joven que atraviesa dificultades, justo después de despertar, inicia el día con una oración en la que pide la ayuda del cielo. Tal y como planificado desde el plano espiritual, inspirado por su guía, llama a su madre, que le tranquiliza. Luego pasea por el parque tras los pasos del otro joven y encuentra el monedero con 17 euros, que le servirán para comer los dos días hasta que su madre le pueda ayudar. Decide entonces llamar a su madre, que le recomienda que dosifique los recursos hasta que pueda enviarle algo de dinero.

De esta escena, destacamos:
  • La importancia de mantener la sintonía con el bien a través de la oración y la fe;
  • La serenidad es importante en todos los momentos, pero sobretodo en los momentos difíciles, para que el desespero no nos bloquee y corte la sintonía con el bien;
  • Jamás estamos solos: además de nuestros guías, existe un enorme grupo de trabajadores en el plano espiritual que se dedican a cuidarnos, siempre según nuestro mérito;
  • Nuestros guías espirituales no actúan de forma aislada, sino que operan de forma interrelacionada, entrelazando nuestras existencias con las de otros encarnados;
  • Situaciones que nos parecen fruto del acaso, como una persona que encontramos, una idea que se nos ocurre, algo que perdemos o encontramos, pueden ser influencias de los espíritus que nos cuidan.
El segundo grupo, responsable por la escena en que se viera una influencia negativa del plano espiritual, nos presentó una situación vivida en un bar. En un grupo de amigas, una joven que había tenido problemas con el alcoholismo duda sobre si acompañar a sus amigas en un brindis. Su guía espiritual le recuerda lo mal que lo pasó para dejar de beber y le instruye para que no dé el primer trago. Como si de una lucha se tratara, otro espíritu al lado de la joven le dice que beba, que será solo un poquito para el brindis, que por tan poco no pasaría nada. La chica duda mientras los dos espíritus desencarnados disputan su atención, pero al final decide acompañar a sus amigas en el brindis. En este momento, el espíritu protector se aleja y el espíritu obsesor pasa a dominar la chica, influenciándola a que siga bebiendo. Se ve cómo el espíritu desencarnado goza de la embriaguez de la joven, sintiendo las mismas sensaciones que ella.

De esta escena, destacamos:
  • Tenemos espíritus que nos orientan, pero éstos siempre respetaran nuestro libre albedrío. En el momento que hacemos una mala elección, nos alejamos de los espíritus elevados.
  • Los espíritus inferiores se unen a los encarnados que tienen las mimas debilidades y vicios que ellos, les inspiran a beber, fumar o drogarse para seguir teniendo, a través de los encarnados, las mismas sensaciones que tenían en su vida desequilibrada.
  • Si estamos aun vacilantes en el uso equilibrado de bebidas alcohólicas, deberíamos evitar frecuentar locales donde una gran concentración de espíritus desequilibrados esperan la oportunidad de influenciar encarnados poco vigilantes.
  • La radicalidad que impone prohibiciones de bebida, sexo, etc. no es lo ideal, pero ante la imposibilidad de mantener una conducta digna de una conciencia tranquila, libre de los desequilibrios que nos pierden, más nos vale no ser permisivos y evitar situaciones que representan tentaciones para nuestros espíritus débiles.
Si me dejo algo, por favor ayudadme. Pero aquí me gustaría hacer unos apuntes sobre el tema de la radicalidad. Decidme pesada si queréis, pero lo hago con todo el cariño.

Muchos nos deslumbramos con el poder de la oración, la belleza y eficacia que las formas pensamiento provenientes de los pensamientos elevados producen. Pocos recordamos, sin embargo, que los pensamientos desequilibrados producen el efecto contrario. Es decir, así como la oración sincera tiene el poder de curar y atraer a buenos espíritus, los pensamientos en desequilibrio tienen el poder de enfermarnos y atraen los espíritus inferiores. De hecho, hay relatos en la literatura mediúmnica (Medicina del Alma, Legión, Señores de la Oscuridad, psicografados por Robson Pinheiro) que nos hablan de gusanos astrales que nos atacan a través de fisuras en nuestro cuerpo etérico provocadas por el vicio del tabaco, del sexo desequilibrado, la bebida desreglada, la droga y hasta por la culpabilidad. Con esta información, cada uno de nosotros sabrá decir en qué situaciones importa ser radical. Luego pedimos ayuda al cielo, achacamos los males de nuestras vidas a los obsesores, pero muchos no recordamos que entramos en sintonía con ellos cuando nos alejamos de los hábitos sanos y de la oración constante.

Quiero dar las gracias a todos los encarnados y desencarnados que participaron en la clase. Fue una clase instructiva y divertida. Las escenas de teatro se realizaron con concentración y respecto, sin dejar de arrancar alguna risita por la cara de Bossi al encontrar el dinero, la forma como Leo se ponía las gafas o cómo Patricia-obsesora disfrutaba de la bebida ingerida por Miriam. Los actores hicieron un trabajo estupendo. ¿A quién daríais el óscar? =)

jueves, 6 de mayo de 2010

Intervención de los espíritus en la vida cotidiana

Hola hijos de Amalia,

el próximo sábado, 08 de mayo, en la clase del sábado nos dedicaremos a estudiar la intervención de los espíritus en la vida cotidiana, la unidad 8 del ESDE. Para los estudiantes más dedicados, os dejo el texto a continuación, que es el mismo que leeremos en clase. Así lo podéis revisar y venir a clase mejor preparados. Como siempre, tenemos pensadas dinámicas sorprendentes para trabajar el contenido =) Hasta el sábado.

...

«(…) Imaginamos equivocadamente que a los Espíritus sólo les cabe manifestar su acción por fenómenos extraordinarios. Quisiéramos que viniesen a auxiliarnos por medio de milagros y los imaginamos siempre provistos de una varita mágica. Pero como no es así, la intervención que tienen en las cosas de este mundo nos parece oculta y muy natural lo que se ejecuta con el concurso de ellos. Es así que, provocan, por ejemplo, el encuentro de dos personas, que supondrán encontrarse por casualidad; inspiran a alguien la idea de pasar por un determinado lugar; llaman su atención sobre cierto punto, si de eso resulta lo que tienen en vista; ellos obran de tal manera que el hombre, creyendo que obedece a un impulso propio, conserva siempre su libre albedrío.»

Los Espíritus ejercen influencia sobre los encarnados ya sea aconsejándoles o actuando directamente sobre los acontecimientos de la vida, sin embargo» (…) nunca lo hacen fuera de las leyes de la Naturaleza (…).» Como el medio en que actúan los Espíritus y los modos por los que actúan, ya no son los mismos que en el estado de encarnados, los afectos son diferentes y parecen sobrenaturales, únicamente por que se producen con la buda de agentes que no son aquellos de los que nos hemos servidos. No obstante, dado que esos agentes están en la Naturaleza y las manifestaciones se producen en virtud de ciertas leyes, nada hay de sobrenatural, o de maravilloso (…).» «(…) Los fenómenos espiritas consisten en los diferentes modos de manifestación del alma o Espíritus, ya sea durante la encarnación o en el estado de erraticidad. Por las manifestaciones que produce, el alma revela su existencia, su supervivencia y su individualidad; se le juzga pos sus efectos; por ser natural la causa, el efecto también lo es (…).»

La influencia de los Espíritus en los sucesos de la vida puede ser buena o mala. Los Espíritus Superiores solo hacen el bien. Los Espíritus livianos y bromistas se complacen en causar molestias, las cuales deben ser entendidas como pruebas para nuestra paciencia. Los Espíritus imperfectos, incapaces de perdonar cualquiera mal, que se les haya hecho, continúan desde la Erraticidad (…) ejecutando las venganzas que habían tomado (…).»; allí esta la causa de muchas obsesiones, tan conocida en el medio espirita. «(…) En Espiritismo se aprende que, aunque nuestra disposición constituya un factor sustancial en el sentido de neutralizar la influencia que impulsan hacia nosotros los adversarios de los dos planos, la intercesión benefactora es indiscutible, real y valiosísima en el trabajo de la anulación de las fuerzas desequilibradas y perturbadoras que rondan y amenazan a cuantos se propongan crecer espiritualmente (…).»

«(…) Los Espíritus benefactores procuran inspirarnos para el Bien. Los Espíritus inferiores buscan inducirnos al Mal (…). Los primeros cumplen una misión renovadora en la Humanidad… Son misioneros del Amor.
Los segundos influyen en sentido contrario. Al inducir hacia el mal no cumplen misión (…). Son los instrumentos de la sombra (…).» Es conveniente hacer notar que, sin embargo, depende de nosotros mismos evitar por lo menos atenuar la mayoría de los males que nos acontecen. Esto es porque Dios nos dio la inteligencia para que nos sirvamos de ella y para que a través de ella abstengamos la ayuda de los Espíritus Superiores.

Para que un Espíritu, bueno o malo, influya e interfiera en los acontecimientos de la vida, es preciso que haya habido sintonía con él. Y «(…) las bases de todos los servicios de intercambio entre los habitantes del mundo espiritual y los encarnados descansan en la mente, no obstante las posibilidades de producir fenómenos naturales en el campo de la metería densa, llevados a efecto por entidades poco evolucionadas o por extremadamente consagradas a la caridad y al sacrificio (…).»

¡Feliz cumpleaños, Divaldo!

Ayer, 05 de mayo, cumplió 83 años Divaldo Franco, un verdadero apóstol del Espitismo. La labor de este medium ha llevado luz y consuelo a incontables corazones, además de una obra social magnífica – la Mansión del Camino.

Desde nuestro humilde Centro, queremos enviar pensamientos de amor y solidaridad a nuestro profesor y compañero en la caminada hacia el progreso. Pedimos a Dios que le cubra de bendiciones y nos abra los espíritus y los corazones a todos los mensages de esperanza, serenidad y harmonía de que Divaldo ha sido portador. Además le hemos de agradecer toda la paciencia y cariño que nos dedica cada vez que viene a nuestra querida Barcelona.

¡Feliz cumpleños, Divaldo!

Os dejo el video de un precioso mensaje psicografiado y leído por Divaldo.

domingo, 2 de mayo de 2010

Educación del Espíritu


En las clases de Educación del espíritu para los niños de CEADS, el sábado 17/04/2010 hemos trabajado la tolerancia.

Iniciamos la clase con la manifestación de lo que cada uno iba a aportar al grupo esa tarde. Unos dijeron que atención, otros silencio, ... cada uno dijó su parecer y nos dispusimos a trabajar la tolerancia. Para ello utilizamos un cuento llamado “TU TIENES LA CULPA” en el que las protagonistas son dos hermanas ardillas llamadas Saltarina y Brincapinos. Brincapinos es la menor y Saltarina es la hermana mayor.

Como es costumbre entre las ardillas, cuando ya son mayores y han aprendido a cuidarse solitas, sus papas se marchan a otro bosque, dejandolas solas para que sepan desarrollar todas sus habilidades.

Mientras era verano, las dos hermanas ardillas se pasaban el dia jugueteando entre los árboles, corrriendo con sus amigos, nadando en los ríos, disfrutando del buen tiempo, pero cuando empezó a llegar el otoño, surgieron los primeros problemas. El frío y el mal tiempo hacía que pasaran mucho más tiempo en el nido y Brincapinos empezó a mostrar su malestar dandole las culpas siempre de todo a su hermana Saltarina. Que si cuando hacía viento y el nido se cayó, era Saltarina quien tenía la culpa de no haberlo sujetado bien; que si cuando no habia comida suficiente para las dos era Saltarina la que tenía la culpa de no encontrar comida; que si cuando había comida Brincapinos abusaba de ella y se empachó pues tambien era la culpa de su hermana Saltarina por no cuidarla bien,... y así fueron pasando los dias hasta que Saltarina ya no sabía qué hacer ni cómo tratarla para que su hermana no estubiera siempre de mal humor. Por un motivo u otro, siempre era Saltarina la que tenía la culpa de todo.

Saltarina acudió a su amiga Tortuga Lola la que le sugirió que no reaccionara ante los enfados de su hermana Brincapinos porque las discusiones no llevan a ninguna parte. Le sugirió que utilizara la paciencia y el silencio para que poco a poco su hermana menor se fuera dando cuenta de su egoísmo. Y así lo hizo pero Brincapinos insistia en culpar siempre a su hermana. Tal era la situación que Saltarina, poco a poco se fue alejando cada vez más hasta que un día decidió, (uno de los niños participantes de la clase, decidió lo que haria Saltarina) se marchó a otro bosque.

En la soledad, Brincapinos reflexionaba sobre su comportamiento. Poco a poco se dió cuenta de lo injusta que había sido con su hermana y se entristeció tanto que llegó a pensar que su hermana había dejado de quererla. Acudió a su amiga Toruga Lola para encontrar consuelo. Lola le dijo que el amor, cuando es verdadero, nunca desaparece aunque la distancia nos separe y que si Brincapinos queria volver con su hermana no había de temer un rechazo, porque hiciera lo que hiciera Saltarina, llegaria el momento del encuentro.

Brincapinos se decidió a ir en busca de su hermana y.... el final de la historia fue diverso. Cada uno de los niños creó un final. Todos los finales fueron creativos y todos evocaban diferentes realidades de la vida misma.

Reflexionamos sobre las actitudes de las hermanas, sobre los consejos de la tortuga, sobre los diferentes finales que surgieron y la síntesis del trabajo fue que la colaboración entre todos nos enriquece y nos hace sentir mucho mejor.

Para terminar, observamos si los compromisos que habiamos adquirido al principio de la clase se habian cumplido y cada niño pudo ver el grado personal de realización. Cerramos con una oración de agradecimiento que cada uno fue verbalizando y despues merendamos.

Entre todos conseguimos una clase placentera y afectiva.

Teresa Vazquez